Judiciales y Policiales Municipios
AGRAVADO POR ODIO RACIAL

El crimen de Lucas: prisión perpetua para tres policías

De los 14 policías acusados por el crimen de Lucas González ocurrido en Barracas en noviembre de 2021, tres recibieron perpetua y cinco fueron absueltos

El Tribunal Oral Criminal 25 porteño condenó a la pena de prisión perpetua a los policías Gabriel Alejandro Isassi, Fabián Andrés López y Juan José Nieva por el crimen de Lucas González, asesinado en noviembre de 2021 en la localidad porteña de Barracas.

Los jueces Daniel Navarro y Marcelo Bartumeu Romero, y la jueza Ana Dieta de Herrero, dictaminaron la pena máxima para los tres Policías de la Ciudad por los delitos de "homicidio cuádruplemente agravado por haberse cometido con alevosía, placer y odio racial con el concurso premeditado de dos o más personas, abusando de su función o cargo por ser miembro de una fuerza policial", en referencia a Lucas, y también por "tentativa de homicidio agravado", en el caso de Julián Salas, Joaquín Zúñiga y Niven Huanca, los amigos de Lucas.

TE PUEDE INTERESAR

El Tribunal anunció que el próximo 23 de agosto se llevará a cabo la audiencia en la que se leerán los fundamentos de las penas.

En tanto, cinco integrantes de la Policía de la Ciudad fueron condenados a penas de entre 6 y 3 años de prisión por el encubrimiento del crimen de Lucas González y un sexto fue penado con 8 años de cárcel por torturar al joven y a sus tres amigos, tras un ataque a tiros cometido por otros tres efectivos en noviembre de 2021 en el barrio porteño de Barracas.

Sólo seis de los catorce policías que fueron juzgados por el crimen y el encubrimiento del asesinato de Lucas González, reclamaron esta mañana en sus últimas palabras ante el Tribunal Oral en lo Criminal 25 que eran inocentes y cuatro de ellos terminaron absueltos.

Las últimas palabras de los acusados

De los 14 imputados, sólo hablaron seis -todos ellos imputados por el encubrimiento, ninguno por el crimen-, y de ellos, cuatro terminaron absueltos y dos condenados.

Estas son las principales frases de los que optaron por hablar ante los jueces:

-Ramón Chocobar (subcomisario, fue absuelto):

"Hace un año y siete meses que estoy preso por una combinación entre una pésima instrucción y la malicia de un fiscal, que elaboró un relato sin más pruebas que conjeturas”.

"Estoy preso en un penal de máxima seguridad conviviendo con criminales, viendo con dolor indescriptible el sufrimiento de mi familia, sin haber hecho nada para merecer esto, para mí no hubo principio de inocencia, en mi caso la carga de la prueba se invirtió, yo debo demostrar mi inocencia cuando en realidad es la Justicia la que debe demostrar mi culpabilidad y eso no sucedió durante el debate”.

“No hay elementos objetivos de mi conducta que acredite mi responsabilidad participación o conocimiento de una trama para encubrir”.

“No formo parte de ninguna mafia, ni círculo de confianza, ni nada parecido. El día de hecho fui apartado del lugar donde estaba la Suran a 100 metros. Fui relegado al perímetro de la seguridad externa, prácticamente dirigía el tránsito...

"Yo también pido Justicia, Justicia es sinónimo de verdad y la verdad acá es que tres personas mataron la vida y destrozaron una familia, y yo estoy preso siendo inocente. Yo también pido Justicia, no me juzguen por ser subcomisario, juzguen por lo que surgió en el debate”.

-Daniel Espinosa (oficial que acompañó a Lucas hasta el Hospital Penna en ambulancia, fue absuelto):

"Yo lo ayudé a Lucas, yo no le hice nada, a mí se me acusó, yo no ayudé a nadie a fraguar el delito. Cuando en Alvarado y Perdriel estaban haciendo todo mal, yo estaba en el hospital Penna haciendo todo bien, me tuve que comer un montón de garrones, injusticias”.

“Yo no tendría que demostrar mi inocencia, porque nunca demostraron una culpabilidad mía".

“Lo único que quiero es que se haga Justicia, que Lucas descanse en paz, yo todas las noches rezo por ustedes, por mi familia y porque Lucas descanse en paz”

“Fuera de mi deber como funcionario, también fui humano, hasta escuchamos que una doctora, Sosa, dijo 'el policía que la acompañó en la ambulancia se ofreció a donarle sangre', yo ese detalle no me lo había acordado".

“El 8 de junio, el mismo día que mi hijo estaba naciendo, Dalbón me pedía 20 años de cárcel, nunca explicó por qué, pero bueno esas cosas quedan”.

“Yo ese día no cometí ningún delito, yo hice lo que tenía que hacer, lo hice bien. A mí siempre me respaldó la verdad y la inocencia, le pido a Dios Justicia por Lucas, le pido a Dios que Lucas descanse en paz y le pido que su familia tenga fuerza para afrontar todo esto y que se termine toda esta pesadilla”.

-Jonathan Martínez (oficial, fue absuelto):

"Les quiero dar mi más sentido pésame a la familia, a los padres, a los amigos y quiero que verdaderamente se haga Justicia por ellos, por Lucas, por los amigos de Lucas, para que esto no vuelva a pasar, porque lo que pasó es algo que no se puede entender”.

“Pero así como quiero Justicia para ellos quiero Justicia para mí, porque yo soy inocente, para mí y para mi familia. Hace un año y siete meses me levanté para ir a trabajar, fui a trabajar, estuvimos en ese lugar que no teníamos que estar, haciendo nuestro trabajo, sin cometer ningún delito, sin hacer nada malo”.

“Me detuvieron después de un mes. Yo preguntaba a los abogados, a la gente que estaba cerca, que me estaba atendiendo, por qué me detenían. Nadie me supo decir por qué. Me dicen 'vas a tener que esperar al juicio'. Bueno, acá estamos y yo verdaderamente creo en la Justicia, creo en cada uno de ustedes, quiero que se haga Justicia por favor, nada más".

-Ángel Arévalo (oficial, fue absuelto):

"Primero quería darle mi más sentido pésame a la familia de Lucas, a la madre y al padre y decirles que los acompaño en sentimiento. Si no dije esto antes fue por la única razón de que no quería decírselos por intermedio de otra persona ni que lo vieran por un monitor, se los quería decir por acá, frente a frente, como tiene que ser".

"También quería decir que, después de haber escuchado todo lo que se dijo en las audiencias que se fueron sucediendo a lo largo de este debate y, puntualmente después de haber escuchado la declaración del principal Cuevas, al cual yo también le creo, tengo que decir que repudio absolutamente todo lo que escuché, es más me da vergüenza de que personas así formen parte de la policía y desprestigien de esa forma a la fuerza"

"Acá hay personas que nunca quisieron que esa verdad se sepa, porque esa verdad no les conviene y esto lo tengo que decir porque la familia de Lucas lo tiene que saber, ustedes lo tienen que saber, el Jefe de la Policía de la Ciudad por intermedio de dos de sus abogados están presionando al personal subalterno, o sea a los oficiales de menor jerarquía, o a los 'vigilantes' como ellos los llaman, para que ellos hablen con sus familiares que estuvieron presentes el día de la reunión y digan que no escucharon nada y que lo q dijo mi hermana es mentira, que desacrediten lo que ella dijo, lo que dijo mi hermana es verdad, la familia lo tiene que saber, esa es la verdad".

“Lucas no se merecía lo que le hicieron, nadie se merece lo que le hicieron, muchas gracias por escucharme".

-Juan Horacio Romero (comisario, condenado a 6 años de prisión):

"Treinta años trabajé en la Policía Federal hasta que el Gobierno me traspasó a la Policía de la Ciudad. Siempre amé la profesión de policía, y nunca cometí un delito en 30 años, jamás cometí un delito y estuve todo el tiempo de mi profesión, hasta que fui detenido, en comisaría y estar en comisaría es estar en contacto constante permanente con los vecinos, con los ciudadanos, con la población, he sido jefe de servicio externo, jefe de servicio y he tenido cientos de procedimientos, propios y de subalternos, y nunca cometí un delito, siempre tuve apego a la ley”.

“Decidí estudiar Derecho, no era mi vocación lo hice porque quería 'aggiornarme', para poder hacer mi trabajo de policía mejor, me recibí en la Facultad de Morón, de abogado, pero yo amo ser policía, y de ese Derecho hermoso que estudié, que lo repasé día a día, habla del principio de inocencia, del que tenemos todos los ciudadanos, yo no lo tuve”.

"Creo en ustedes jueces, creo absolutamente en ustedes. Quiero hacer extensivo y darles las gracias porque ustedes me trataron como humano, me trataron como una persona, con ustedes me sentí tratado así, y eso, después de todo lo que viví, es muchísimo”.

-Héctor Cuevas (principal que con su declaración contó cómo fue plantada el arma de juguete en el auto de las víctimas y provocó la detención de un nuevo policía en la causa. Fue condenado a 4 años de prisión):

"Antes de empezar quiero agradecer al tribunal por preocuparse de cuidar a mi familia".

"Agradezco a Dios... que mi defensa, el doctor Arenas y el doctor Barrientos, por intermedio de ustedes, me dieron las garantías para decirle a la familia de Lucas la verdad. De lo que vi, de lo que escuché, de lo que siento, porque el miedo todavía lo tengo y va a seguir y el dolor de la familia de los chicos y de la familia de Lucas, no se me va a borrar nunca, eso es todo, gracias".

TE PUEDE INTERESAR