Judiciales y Policiales Municipios
Violencia institucional

Caso Astudillo: relevan a un subcomisario de la Bonaerense tras ser denunciado por amenazas

Se trata de Pablo Reguillon. Habría intimidado a uno de los abogados de la madre del joven desaparecido en un basural donde buscaban restos óseos. Intervino Asuntos Internos del ministerio de Seguridad

Un policía de la subcomisaría de Mayor Buratovich, en el partido de Villarino, fue relevado de su cargo por orden del Ministerio de Seguridad bonaerense debido a presuntas amenazas contra uno de los abogados de la madre de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años visto por última vez el 30 de abril, informaron fuentes de la fuerza.

Se trata del subcomisario Pablo Reguillon quien fue relevado de su cargo luego de que la madre de Facundo Astudillo Castro, radicó una denuncia en la Justicia Federal de Bahía Blanca a raíz de amenazas que denunció uno de sus abogados, Luciano Peretto.

TE PUEDE INTERESAR

Fuentes de la fuerza de seguridad indicaron que "el subcomisario fue relevado de su cargo por orden de la Auditoría General de Asuntos Internos que depende del Ministerio de Seguridad".

Según denunció Cristina Castro ante la jueza Federal Gabriela Marrón, el hecho que involucró al subcomisario ocurrió en la tarde del sábado cuando el letrado había recibido un llamado y mensajes de un vecino de Pedro Luro debido a que en Mayor Buratovich unos jóvenes habrían encontrado restos óseos en un sector del denominado basurero viejo, situación viralizada por redes sociales.

A raíz de ello, Peretto junto a otros dos vecinos de Pedro Luro se trasladaron 30 kilómetros hasta Buratovich donde observaron la presencia de un patrullero de la Policía Bonaerense y una camioneta Renault Kangoo en el sector del basurero viejo.

Siempre de acuerdo a la denuncia, el abogado de la querella le solicitó a los efectivos que se retiren del lugar ya que la fuerza había sido apartada de la investigación y con el fin de preservar los elementos hallados.

De acuerdo a la denunciante, en el lugar había cinco policías bonaerenses, uno de ellos el subcomisario Reguillon quien discutió y hasta amenazó al abogado y en presencia de dos testigos.

Poco después y tras ser notificados por la Fiscalía Federal de Bahía Blanca se hicieron presentes en el lugar integrantes de la Policía Federal Argentina (PFA) quienes procedieron a retirar los restos óseos a los que posteriormente descartaron que se trate de humanos y lo adjudicaron a alguna especie animal.

En su escrito, la madre de Astudillo Castro indicó que lo ocurrido es "una enorme gravedad institucional, de una enorme exposición personal de los allí implicados".

La mujer solicitó de manera "urgente" medidas tendientes a "minimizar las posibilidades de que vuelva a repetirse en el futuro, siendo ello probable porque frente a la hipótesis de que la desaparición forzada pudo haber operado en el partido de Villarino, resulta a todas luces necesario disponga los medios y diligencias para preservar la seguridad en las cosas y las personas que forman parte de la investigación", pidió la madre de Facundo.

TE PUEDE INTERESAR