Judiciales y Policiales
EN GARÍN

Así cayó el doble femicida de Tigre que atacó con una katana

El femicida que estaba prófugo como acusado de haber asesinado el lunes último a su madre y su hermana con una katana en Tigre, fue detenido

El femicida que estaba prófugo como acusado de haber asesinado el lunes último a su madre y su hermana con una katana en la localidad bonaerense de General Pacheco, partido de Tigre, fue detenido este miércoles a la tarde por la Policía y puesto a disposición de la justicia, informaron fuentes de la fuerza.

Se trata de Daniel Adrián Derderian (45), quien fue apresado por efectivos de Investigaciones de dicha jurisdicción y de San Isidro, en el marco de la causa por el doble homicidio de su madre, Elsa Margarita Suárez (66); y su hermana, Sofía Elsa Aurelia Chaparro (30).

TE PUEDE INTERESAR

De acuerdo con lo reconstruido por los pesquisas, el presunto doble homicida huyó en una de las tres bicicletas que había en la casa pero aún no hallaron una imagen suya en videos de las cámaras de seguridad municipales y privadas de la zona.

El perfil del prófugo por el doble femicidio de Tigre: entre La Parca y pornografía

DOBLE FEMICIDIO EN TIGRE: CAMBIO DE FISCAL

En tanto, fuentes judiciales confirmaron que la causa cambió de fiscal, ya que Karina Bianchi, quien realizó las primeras actuaciones, solo estuvo de turno en todas las fiscalías de Tigre durante el fin de semana y el feriado de Carnaval, pero la causa quedó asentada en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de General Pacheco, cuyo fiscal original es José Ignacio Amallo.

El hecho fue descubierto el lunes por la noche en una casa situada en la calle D. Aguado al 600, en el cruce con Salvador María del Carril, en General Pacheco, partido de Tigre, en la zona norte del conurbano.

Efectivos de la comisaría 2da. de Tigre encontraron en el patio de la vivienda el cuerpo de Elsa Margarita Suárez (66) y de su hija Sofía Elsa Aurelia Chaparro (30), quienes hacían trabajos de costura y arreglo de ropa.

Según las fuentes, ambos cadáveres estaban vestidos, cerca uno del otro, y tenían múltiples heridas de arma blanca y golpes en la zona del cráneo y el cuello.

En el caso de Chaparro tenía lesiones de defensa en los brazos y sus manos, por lo que se especula con que pudo haber ofrecido cierta resistencia, pero su madre no, por lo que cree ésta última pudo ser atacada de manera imprevista.

HALLAZGO DEL ARMA HOMICIDA

Los peritos hallaron una “katana”, una espada de origen japonés, con sangre y pelos de las víctimas, en el interior de una vivienda precaria que funcionaba como un galpón, situada en la parte trasera del terreno, y sospechan que esa pudo ser el arma homicida.

Tras entrevistarse con los vecinos, la policía determinó que el principal sospechoso es el hijo y hermano de las víctimas, un hombre identificado como Daniel Adrián Dardelian (40), que aparentemente padece una adicción y hacía tres meses vivía con ellas.

De acuerdo a lo recogido por los pesquisas, el agresor huyó en una de las tres bicicletas que había en la casa y fue capturado este miércoles a la tarde.

No obstante, las cámaras de seguridad de la zona no captaron el momento de la huida.

En tanto, el médico legista estableció que la data de muerte podría ser de más de cinco días desde el momento del hallazgo, aunque los vecinos las vieron por última vez el viernes, lo cual una posibilidad es de que el doble crimen haya sido cometido esa noche.

“Me enteré hoy a través de mi hermana que Daniel había matado a Sofía y a Elsa; no lo puedo creer, eran muy buenas personas que no se metían con nadie”, dijo una vecina llamada Cristina al canal C5N y agregó: “(El sospechoso) se fue en una bicicleta negra, chiquita, pero no se sabe para dónde se fue”.

Según la mujer, “mucho no lo conocía a Daniel”, ya que solamente lo saludaba cuando se lo cruzaba.

“La última vez que vine fue para traerle un poco de mercadería a ellas dos”, añadió Cristina y cerró: “Todavía estoy temblando. Justicia por Elsa y por Sofía porque eran muy buenas personas”.

En tanto, otro vecino llamado Sergio dijo que quedó “helado” con la noticia del doble crimen.

“Acá nunca pasó nada, tenés una seguridad impresionante. Yo le traía para hacer cierres (a Elsa), una divina y la hija también”, afirmó el hombre, quien sobre el hijo dijo que “era muy solitario” y que solo lo veía “de lejos”.

TE PUEDE INTERESAR