Política y Economía
ESCUCHÁ LA NOTA DE LA CIELO

Leliqs versus jubilaciones: Roberto Lavagna se metió en la polémica y contó su propuesta

El candidato presidencial de Consenso Federal se refirió a la polémica instalada por Alberto Fernández para desarmar la “bomba” que deja el macrismo y mejorar el poder adquisitivo de las jubilaciones.

El candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, expresó su punto de vista respecto de dos ejes de campaña que Alberto Fernández, candidato del Frente de Todos, vinculó, y que forman parte central del debate económico de la campaña electoral.

Fue esta mañana, en diálogo con “Todo no se puede”, en el aire de La Cielo 103.5. A pesar de que evitó hacer una referencia directa a los dichos de Fernández, sí abordó el tema de manera general.

TE PUEDE INTERESAR

“Las jubilaciones deben ser aumentadas, forma parte de ese criterio de ponerle plata en el bolsillo a los argentinos para empezar una recuperación económica”, aseguró el exministro de Economía. Para financiarlo, dijo que hay formas “diversas” pero apostó por “tratar de diferenciar la base jubilatoria, donde, por otro lado está la amplia mayoría, respecto del pico de la pirámide, que a veces tiene valores muy altos”.

Respecto del tema Leliqs, sostuvo que el problema no es “pagar o no pagar” sino “si el programa económico se va a hacer tiene metido adentro como el del actual gobierno que es el del banco central emitiendo esos papeles absorbiendo liquidez, pagando tasas de interés absurdas, de nivel único en el mundo”.

“Más que decir que la saco de acá para ponerla allá, hay que pensar un esquema donde este tipo de papeles, donde el Estado es el tomador bobo, que toma fondos a tasas increíblemente altas, que además van solo para el sector financiero, es en sí inaceptable”, agregó.

Para Lavagna, es el propio “plan económico” el que “tiene que sacar del medio a las Leliqs, no solo por las jubilaciones: por las pyme, por la inversión, por el consumo, por todo, porque ese ese un verdadero cáncer en la economía”.

En ese sentido, recordó que en 2002 desarmó una “bomba” similar, cuando debió “desarmar la existencia de 14 o 15 monedas que circulaban en paralelo”. Eso, insistió, “se hizo de una manera gradual, finalmente no hubo ningún efecto negativo”. “Eso se hizo con tranquilidad, sin demasiado cacareo, sin anuncios, simplemente operando técnicamente como se debe hacer”, remató.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión