Sociedad
CONCLUSIONES INCHEQUEABLES

Con Juana Viale ver TV puede ser perjudicial para la salud

Las mesas de Mirtha Legrand conducidas por su nieta Juana Viale, tienen frases que podrían ser dichas en un café, una peluquería o la cola del pago fácil

Hablar por hablar. Hablar sin saber. Repetir frases hechas del "sentido común" sin ningún sustento estadístico, científico o comprobado siquiera empíricamente es el deporte nacional argentino. Tener "la posta", la frase justa que resume nuestros problemas e inconvenientes económicos, sociales, culturales o políticos, nos encanta para lucirnos como los preclaros en una reunión, en el taxi o en cualquier lugar en donde otras personas nos presten atención. La TV refleja muchas veces ese deseo tan argentino de decir frases que parezcan irrebatibles para quedar como el o la "iluminada". Así sucedió este fin de semana con Juana Viale, la nieta de Mirtha Legrand que conduce su programa desde el comienzo de la Pandemia.

En realidad es lo que viene pasando casi siempre con ella, que en ese ítem de repetir consignas que "la gente dice en la calle" ha seguido muy bien y a rajatabla todo aquello de lo que su abuela Mirtha hizo bandera durante su carrera en los almuerzos.

TE PUEDE INTERESAR

Lo que llama la atención es que una persona joven como Juana Viale ya haga uso de esa reiteración automatizada de consignas incomprobables pero "que la gente repite", desde una etapa temprana en su vida, en la cual aún puede pedírsele algo de reflexión autogenerada antes de recostarse en el facilismo de la frase hecha de la señora mayor, cuyo poder de procesamiento propio de las verdades cotidianas (puede inferirse) ya se encuentra alterado, y algo desconectado de la realidad.

Desde ya que la reflexión, la palabra certera, el informarse previamente a abrir la boca para lanzar una "verdad", no es exclusiva de una edad determinada.

Alcira Argumedo, por ejemplo, fallecida ayer, a sus 80 años jamás hubiera lanzado (ni en TV, ni fuera de ella) una aseveración basada en el "me parece", "me dijeron", o "la gente anda comentando que".

Juana Viale, con 50 años menos... Sí.

El último ejemplo que logró viralizarse de estas reflexiones "floja de papeles" de la nieta de Mirtha se produjo en la mesa a la cual fueron invitados los periodistas Sergio Lapegüe, Juan Micelli, la cheff youtuber "Paulina Cocina" y el ex futbolista "Turco" García.

En medio de las charlas, comentarios y participaciones que van y vienen, Lapegüe propuso 3 ítems que según su óptica no se estaban respetando en el momento presente y acusando de ello a la gestión gubernamental.

nwH_SKMV5i82SguI.mp4

Juana Viale agrega sus conclusiones inchequeables a la opinión de Sergio Lapegüe en el programa de Mirtha

"Educación, salud y seguridad" fue la triada que comenzó enumerando el periodista de TN recientemente recuperado del coronavirus luego de haberla pasado muy mal. Y agregó a manera de sentencia: "tres puntos claves de la Constitución que no se están respetados".

Siguiendo el hilo de la afirmación de Lapegüe y ante la atenta mirada de Paulina y Juan Micelli, Juana Viale tomó la palabra para brindar esa reflexión que hace que mirar la televisión se vuelva un pasatiempo (o un trabajo para quien escribe esta reseña), de índole insalubre.

Viale afirmó: "y están ligados ¿no?. El año pasado la educación, en la deserción que hubo en la educación (sic), se refleja también en la inseguridad que hay hoy en día ¿no?".

Frente a tal "ligazón" incomprobable, inchequeable e irresponsable sólo nos deja a los televidentes una opción que también "liga" a la salud, el otro punto introducido por Lapegüe: para salvaguardar nuestro equilibrio mental la única chance es darle apagado al televisor, o al menos cambiar de canal.

Lástima que ya no está "Sin Codificar" para poner su segmento "Hablemos sin saber", con el inefable "Natalia Natalia" y al menos tomarnos con humor la misma lógica aplicada de Juana Viale.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión