Hamilton y el grupo de los cinco