Política y Economía Judiciales y Policiales
MURIÓ EN LA CÁRCEL

La última condena a Etchecolatz, gracias a Jorge Julio López

Más de 15 años después, el testimonio de Jorge Julio López fue clave para la novena cadena perpetua que logró el genocida Miguel Etchecolatz.

El represor y genocida Miguel Etchecolatz, exjefe de investigaciones de la Policía bonaerense durante la última dictadura cívico militar falleció hoy a los 93 años con nueve condenas a cadena perpetua sobre sus espaldas. Para esta última, el testimonio de hace 15 años de una de sus víctimas, Jorge Julio López, fue clave para la sentencia.

Fue hace menos de un mes, el 13 de mayo, cuando el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata lo condenó a prisión perpetua junto al expolicía Julio César Garachico por los secuestros y torturas de 7 personas en el Pozo de Arana, un excentro clandestino de detención por el que pasaron el albañil Jorge Julio López, y Francisco López Muntaner, uno de los estudiantes secuestrados en La Noche de los Lápices.

TE PUEDE INTERESAR

Jorge Julio López había sido secuestrado en La Plata durante la dictadura y torturado en el Pozo de Arana. Fue víctima y testigo de múltiples torturas, pero a diferencia de varios de sus compañeros de prisión, pudo sobrevivir para no dejar en el olvido el horror de Etchecolatz.

Etchecolatz.jpg
Miguel Etchecolatz, responsable del secuestro y desaparición de Jorge Julio López, murió en cárcel común

Miguel Etchecolatz, responsable del secuestro y desaparición de Jorge Julio López, murió en cárcel común

En el juicio de 2006 conocido como "la causa Etchecolatz", Jorge Julio López fue una voz clave para esa y las condenas posteriores. Las cuatro declaraciones judiciales que ofreció López lo señaló como el jefe del operativo de su secuestro y a Garachico como quien daba las órdenes de tortura.

"La chica estaba casi a mi lado, en un camastro. Le habían tirado un baldazo con agua y Etchecolatz le pasaba picana...y ella le gritó: 'por favor no me mates! llévame presa de por vida pero déjame criar a mi beba!'... Y él le sonrió... Y delante mío le pegó un balazo ahí mismo. Si la encuentran alguna vez, verán que la cabeza tiene dos agujeros, porque la bala entró por la nuca y le salió por el costado", dijo Jorge Julio López en uno de los pasajes más crudos de su relato.

jorge julio lopez.jpg
Jorge Julio López, testigo clave para las condenas a Miguel Etchecolatz

Jorge Julio López, testigo clave para las condenas a Miguel Etchecolatz

En la previa de la sentencia a Miguel Etchecolatz, Jorge Julio López desapareció por segunda vez en su vida. Fue el 18 de septiembre de 2006 y todavía no se sabe dónde está ni qué pasó con él.

El pasado 13 de mayo, los jueces federales Andrés Basso, José Michilini y Alejandro Esmoris condenaron los delitos de privación ilegal de la libertad, aplicación de tormentos y homicidios cometidos contra Jorge Julio López, Norberto Rodas, Alejandro Emilio Sánchez, Patricia Dell Orto, Francisco López Muntaner, Efraim Guillermo Cano y Ambrosio De Marco.

En el veredicto condenatorio, el tribunal también solicitó al Poder Ejecutivo Provincial la baja por “exhoneración” de Garachico y Etchecolatz de la Policía Bonaerense, y lo exhortó a realizar las acciones necesarias tendientes a desafectar el Destacamento de Arana para que allí funcione un Espacio para la Memoria.

Tras conocer la noticia del fallecimiento del represor, Ruben López, hijo de Jorge, expresó a Télam: "Tengo una especie de dolor de estómago. Estoy nervioso, no es por tristeza, tampoco es por alegría porque se haya muerto una persona que quizá fue el culpable de la desaparición de mi viejo. Es muy difícil explicar el sentimiento que tengo en este momento".

"Estaba cumpliendo 9 condenas a perpetua, pero le faltaban un par más", sostuvo y lamentó que Etchecolatz, "un ser nefasto, se haya muerto sin decir nada, sin decir dónde están los desaparecidos, porque nunca aceptó sus crímenes, porque no dijo dónde está Clara Anahí, por mi viejo y las demás víctimas".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión