Sociedad Política y Economía
POR EL CASO DEL KIOSQUERO

Sincericidio inconsciente de Jonatan Viale ante Diego Santilli

Una frase dicha por Jonatan Viale se le "escapó" como si estuviera en el living de su casa. Bronca porque la prédica del asesinato del kiosquero no dio frutos

Y un día Jonatan Viale lo dijo...

¿Se le escapó? ¿Siente que estuvo bien lo que hizo (hicieron) y por eso no se avergüenza de admitirlo públicamente? ¿Estaba distendido por hablar delante del candidato por el que hizo campaña, hoy diputado electo Diego Santilli, y entonces "se cebó", cometiendo este sincericidio?

TE PUEDE INTERESAR

El inconsciente es justamente eso... sin consciencia. Las palabras pasan sin ser tamizadas por el sector racional del cerebro y se dicen brutal y honestamente como uno las piensa.

Puede ser fruto de la relajación, de la costumbre, de la confianza o de la impunidad. Pero lo real es que desde afuera del grupo más cercano, en principio suena horrible, porque revela procedimientos tramposos, ruines y de aprovechamiento espurio de la muerte, que habitualmente intentan ocultarse. Aunque debe reconocerse que esos raptos del inconsciente son una bocanada de aire fresco para conocer (o confirmar) la trama oculta del periodismo.

Anoche, en el día después del resultado electoral que marcó el triunfo ajustado de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires, el clima entre los ganadores no era de euforia o festejos, porque a cada rato aparecían ciertos "pases de factura" por no haber aprovechado la mayor diferencia ante el oficialismo del Frente de Todos en las PASO, para "aplastarlo" electoralmente, y como dijo Joaquín Morales Solá antes de conocerse los resultados: decretar "el fin del Kirchnerismo".

lWDkJeDAiFIwRAUd.mp4

Jonatan Viale y el sincericidio ante Diego Santilli por haber estado el periodismo insistiendo con el tema del homicidio del kiosquero de Ramos Mejía, y la recriminación a los políticos por no haber sacado el rédito electoral suficiente a esa situación

Pero como la diferencia de 4 puntos se recortó a apenas 1 y algunoas décimas en territorio bonaerense, las caras de Diego Santilli y los demás referentes de su espacio eran de alegría pero contenida, y los comunicadores, que tanto trabajaron para provocar esa victoria contundente pudieron expresar su incomodidad porque quienes encabezaban la boleta no hayan logrado, dicho en metáfora futbolera, "conectar las pelotas servidas que los periodistas les tiraron a manera de centro 'a la olla' para que rematen el partido con una goleada", y no por un mísero punto.

LA RECRIMINACIÓN

De este modo Jonatan Viale teniéndolo adelante al ahora diputado electo Diego Santilli, le "recriminó" el alto crecimiento del Frente de Todos en el distrito de La Matanza a pesar de haber estado dos semanas machacando el periodismo (el término utilizado fue "acá") con el asesinato del kiosquero de Ramos Mejía.

Es decir blanqueó sin pudor, tapujos ni pruritos (quizás desde lo más profundo de su inconsciente), que estuvieron operando al aire 15 días con un tema policial para bajar la cantidad de votos del oficialismo en ese distrito... y no lo consiguieron porque, de hecho sumó más votos.

Diego Santilli, intentó defenderse argumentando que Juntos por el Cambio también había crecido, como dándole a entender a Jonatan Viale que ellos (los políticos) habían hecho bien "los deberes", pero esta justificación no le alcanzó: la bronca por haber desperdiciado dos semanas machacando con el crimen del kiosquero se entendió claramente como una recriminación entre delanteros del mismo equipo.

LA REVELACIÓN DEL TRUCO

"La Matanza, es curioso eso", comenzó diciendo Jonatan Viale.

"Explotó La Matanza. Estuvimos acá dos semanas enteras hablando del homicidio del kiosquero", en ese instante tanto su compañero de programa, como el propio Diego Santilli, advirtiendo el sincericidio (involuntario?) interrumpieron diciendo "mejoramos la performance".

"No, no, no. Ganó el Kirchnerismo", le recriminó Viale.

La palabra elegida en redes para definir esta modalidad mediática de hacer política partidaria utilizando la muerte como bandera es el neologismo "caranchear", y aqui Jonatan Viale parece haberlo blanqueado literalmente.

Podrán decirse que solamente él admitió ser un "carancho" al aire, y es verdad. Pero no fue el único que utilizó al kiosquero asesinado.

No debe olvidarse que a horas del comicio la cena de Juana Viale fue con los familiares del kiosquero, y eso tampoco es casualidad.

Difícilmente ella se haga cargo de haber jugado políticamente con el tema, como lo hizo Jonatan Viale.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión