Política y Economía
Sigue el conflicto

La jugada de IOMA para debilitar a la Agremiación Médica Platense

IOMA trabaja para habilitar a FECLIBA a intermediar en la facturación de clínicas y sanatorios, el eje del conflicto con la Agremiación Médica Platense.

En medio de la polémica con la Agremiación Médica platense, el IOMA encontró en las sociedades intermedias de segundo nivel, las federaciones que nuclean a Clínicas y Sanatorios privados, una salida para esquivar el conflicto. A través de FECLIBA, busca reformular la modalidad de facturación de las prestaciones médicas, y habilitar a clínicas y sanatorios a intermediar en la facturación, el principal nudo del conflicto.

Para eso apeló a una resolución que habilita la modalidad. Allí, la Obra social de los trabajadores públicos de la Provincia, expone que se trata, en realidad, de una opción “alternativa en la modalidad de pago de honorarios médicos del IOMA en relación a sus profesionales”, que surge como propuesta de la entidad que nuclea a clínicas y sanatorios.

TE PUEDE INTERESAR

Se trata, según estipula, de una reformulación del sistema de facturación actual, en la que media la Agremiación Médica platense, para que –se aclara- “puedan ser facturados a través de los institutos sanatoriales” adheridas a Fecliba.

En ese sentido, la resolución de la Obra Social aclara que responde “a la propuesta de FECLIBA”, pero abre la puerta “a cualquier otra entidad que aglutine a los establecimientos de segundo nivel, como así también a los propios establecimientos que prestan servicios al IOMA para que los profesionales médicos que allí atiendan, puedan facturar sus honorarios”.

Además, encuadra la decisión “en el conflicto con la Agremiación Médica platense” a la que le reprocha haber “cortado los servicios de salud” de sus afiliados, de manera unilateral.

Incluye, además, la recomendación de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, organismo que ofició de mediador en el conflicto entre el IOMA y la AMP, que consideró –según quedó reflejado en los considerandos- que “el ejercicio del derecho humano a la salud no puede verse coartado por acciones temerarias que se susciten por fuera de los canales de la buena fe”.

Con ese argumento, el IOMA resolvió “autorizar a las entidades intermedias de segundo nivel de atención, como así también a los establecimientos que presten directamente sus servicios, a la facturación de honorarios médicos en la forma que se propone y a valores vigentes”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión