Política y Economía
PRODUCCIÓN

Fomentan las inversiones productivas para exportaciones

El gobierno creó por decreto un nuevo registro para las inversiones con el objetivo de incrementar exportaciones, crear empleo y aumentar la competitividad.

A través del decreto 2021/234, el gobierno nacional oficializó hoy la creación del "registro de fomento de inversión para las exportaciones", por el cual pretende incrementar las exportaciones, crear empleo y aumentar la competitividad.

Durante su lanzamiento por videoconferencia, el presidente Alberto Fernández afirmó: “Queremos proteger al que confía en la Argentina, invierte y gana en la Argentina y después necesita pagar compromisos que ha tomado en el exterior. No queremos hacerles difícil el negocio de la inversión a esos empresarios, queremos hacerles difícil el juego de los especuladores, pero no el de los que vienen a producir”.

TE PUEDE INTERESAR

La iniciativa fue ultimada el pasado miércoles durante una reunión del gabinete económico que comanda el ministro de Economía Martín Guzmán, y en la que estuvieron presentes el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

"El propósito fundamental de este proyecto es incrementar las exportaciones, crear empleo, fortalecer la competitividad de los diversos sectores económicos y fomentar un crecimiento económico sustentable y equitativo", indicaron desde el gabinete económico.

¿De qué se trata el régimen de fomento de inversión?

El decreto establece un régimen de fomento a la inversión extranjera directa (IED) y/o inversión nacional financiada con crédito externo, que prevé que el 20% de las divisas obtenidas en las exportaciones vinculadas a una nueva inversión, serán de libre aplicación por hasta un máximo anual equivalente al 25% del monto bruto de divisas ingresadas para el proyecto.

Ese 20% podrá destinarse al pago de capital e intereses de pasivos en el exterior, utilidades y dividendos de balances cerrados y auditados, y repatriación de inversiones directas de no residentes.

Si los cobros de las exportaciones no se aplicaran inmediatamente a los usos previstos, los fondos podrán ser depositados hasta su utilización en cuentas en el exterior de entidades financieras argentinas y/o en cuentas locales en moneda extranjera en bancos argentinos.

Asimismo, no se consideran como inversiones a las colocaciones financieras y/o de portafolio; a la fusión o adquisición de empresas; o a la compra de cuotas y/o acciones o participaciones societarias.

En ese sentido, Guzmán afirmó que "esta medida consiste en una adaptación del esquema de controles de capitales de modo de favorecer las inversiones en la economía real, mientras se siguen desalentando los movimientos de capitales de corto plazo y de tipos especulativos que generan inestabilidad cambiaria".

¿Quiénes podrán acceder al beneficio?

El régimen está dirigido a inversiones en los sectores foresto industriales, agroindustriales, hidrocarburÍfero, minero y de industrias manufactureras, y es para nuevos proyectos o para aquellos ya establecidos pero que busquen ampliar su capacidad productiva a fin de exportar.

Mientras que los proyectos deberán presentar una inversión no menor a 100 millones de dólares, y el beneficio tendrá un plazo de 15 años a partir a partir de la emisión del Certificado de Inversión para Exportación.

¿Cómo afectará a la Provincia?

En Buenos Aires, una de las provincias con mayor capacidad productiva del país, la iniciativa tendrá efecto sobre numerosos sectores, en particular sobre la agroindustria y la industria automotriz. Ya sea para generar valor en las cadenas de producción agropecuaria y ganadera, así como para la ampliación de plantas industriales.

En el caso de la industria automotriz, la Provincia presenta 6 de las 11 terminales existentes en el país y más de 600 empresas autopartistas. El principal polo automotriz de la Argentina materializó inversiones por más de mil millones de dólares solo el año pasado en las plantas de Zárate, Campana, Pacheco y El Palomar.

A través del nuevo régimen y el fomento a la inversión, el polo autromotriz podrá generar mayor empleo de calidad, en tanto que provee 40 de los 70 mil empleos registrados en el sector automotriz argentino.

¿En qué se fundamentó la creación del régimen?

Según los considerandos del decreto, el gobierno nacional apunta a generar una mayor estabilidad en el mercado de divisas, para afrontar los "ciclos sucesivos de recuperación y recesión, agravados por políticas de endeudamiento público que buscaron suplir la escasez de divisas mediante mecanismos financieros con efectos dañinos de mediano plazo".

Si bien el gobierno nacional le tiró los dardos a la gestión de Mauricio Macri, la cual en pos de fomentar la IED desreguló el mercado de divisas y terminó por paliar la falta de las mismas con endeudamiento, cierto es que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner también pasó por lo mismo.

Argentina ha vivido ciclos reiterados de falta de divisas que han clausurado a distintos gobiernos, en lo que los economistas denominan ciclos de stop and go. La diferencia sustancial entre el periodo de Cristina con el de Macri es que, en el segundo caso, la inversión estuvo principalmente enfocada en inversiones cartera, es decir, de carácter financiero especulativo. Lo cual, con el flamante nuevo régimen el gobierno busca desandar ese camino y apuntar la inversión a la producción.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión