Política y Economía
De cara a las elecciones 2019

En busca del regreso, varios ex intendentes jugaron en la interna radical, pero pocos tuvieron suerte

El único que salió victorioso fue el exdiputado nacional “Cachi” Gutiérrez en Pergamino. Junín, Carlos Casares y Villa Gesell fueron otros de los distritos donde la puja trascendió lo partidario

Una lectura transversal de las elecciones internas del radicalismo permite detectar la suerte dispar que corrieron varios exintendentes que buscaron este domingo un mojón para apuntalar su regreso. Pergamino, Junín, Carlos Casares y Villa Gesell fueron los distritos donde se puso en juego algo más que la conducción de un comité.

Fue el exdiputado nacional Héctor Gutiérrez en Pergamino el único de los exalcaldes que le puso su nombre a la boleta, ya que el resto trabajó desde un lugar secundario o directamente el anonimato. A “Cachi” le salió bien porque ganó y se posiciona de otra manera de cara 2019.

TE PUEDE INTERESAR

Si bien Gutiérrez ahora descarta tener intención de retornar al sillón municipal, advierte que, si después de “sentar las bases de un partido moderno y aggiornado”, surge la posibilidad de una precandidatura “no la va a esquivar”.

“Esta interna ha permitido poner el partido en valor. Ahora el tema es poner al partido en función de la representación que quiere tener. Tiene que tener voz, tiene que declarar. No un rol de oposición, sino criticando”, agregó al ser consultado por INFOCIELO.

Aunque quiere mantener la calma, a Gutiérrez lo desbordan las ganas de meter cuchada en su ciudad. “Tenemos que formar equipos para generar propuestas. Para la producción, para las nuevas tecnologías o para la industria”, dijo.

“Tenemos que estar a tono con las demandas de la población”, evaluó. “Estoy metido de manera excluyente acá porque a nivel nacional o provincial no hay un lugar que me atraiga”, admitió. Para el intendente Javier Martínez, de Cambiemos, es un resultado incómodo porque Gutiérrez mantiene un postura muy crítica hacia su gestión.

En Junín, según coinciden fuentes de la UCR consultadas por INFOCIELO, Mario Meoni estuvo detrás de la nominación de Martín Agosti, un empleado municipal que ingresó a la Comuna en tiempos del “meonismo”. En ese espacio también pudieron identificar a nombres del Frente Renovador.

Las listas de Agosti y la de Verónica Borzani perdieron frente a Carlos Mansur, quien era apoyado por el intendente oficialista Pablo Petrecca. “De esta manera, se garantizan tener al radicalismo alineado en Cambiemos”, analizó un referente que siguió de cerca el proceso.

En Carlos Casares, el extitular del Ejecutivo local Omar Foglia buscó posicionar al arquitecto Norberto Raitzing pero el éxito le fue esquivo. El ganador fue Miguel Cuadrado, quien tenía el aval del vicegobernador Daniel Salvador y del diputado provincial Maximiliano Abad.

Igualmente, el intendente peronista Walter Torchio no tiene mucho para festejar porque en los comicios de 2017 perdió ante el “foglismo” 45% a 36%. “A Foglia no lo quieren en la UCR pero eso no tiene nada que ver con un elección general”, comentó este medio un observador habitual de las rencillas boina blanca, será por eso que “Peli” terminó en el GEN de Stolbizer.

El caso de Luis Baldo en Villa Gesell es parecido: el año pasado fue elegido como primer concejal (37% a 33% sobre Unidad Ciudadana) pero un año después mordió el polvo entre correligionarios. Cantó victoria Claudia Cima sobre Antonio Luna. Baldo iba como candidato a convencional detrás de Luna.

Una caso particular tuvo lugar en Adolfo Alsina donde, directamente, el que ponía en riesgo su reputación era el actual intendente David Hirtz, un histórico. No obstante no le fue fácil ya que sólo triunfó por 24 votos. En tanto, en Bolívar, el exintendente José Erreca se quedó con las ganar de “armar” pelea.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión