Política y Economía
RADIOGRAFÍA DEL CIERRE DE LISTAS

Con sed de revancha: más de 30 exintendentes intentarán recuperar su viejo sillón

Hombres y mujeres con experiencia a cuestas encabezarán las listas opositoras de Juntos por el Cambio, Frente de Todos y Consenso Federal en los 135 distritos. Nombre por nombre, quiénes son los Ex que buscan revancha.

Un dato curioso de estas elecciones es que en las 135 pulseadas municipales que habrá entre agosto y en octubre se volverán a ver las caras varios de los candidatos que hace cuatro años disputaron sillones municipales. Un rápido repaso por las listas cerradas muestran que 5 de ellos entran en el armado de Consenso Federal, 21 dentro del frente de Todos y 8 en Juntos por el Cambio.

En el primer armado destacan, como ya había anticipado INFOCIELO, las candidaturas de “Cachi” Gutiérrez en Pergamino, de Walter Battistella en 9 de Julio, de José Eseverri en Olavarría, como así también las de Carlos Oreste en Coronel Pringles. Se trata, mayormente, de radicales que se apartaron de la orgánica de su partido y enfrentarán a alcaldes PRO.  Pero también está y Julio Carpinetti en Florencio Varela, que buscará destronar al delfín de Julio Pereyra, Andrés Watson.

TE PUEDE INTERESAR

En el Frente de Todos, hay varios derrotados de 2015 que vuelven a la carga. En algunos casos adujeron que lo hacían para consolidar la unidad del partido, pero enfrentarán primarias.

En la Primera sección destacan algunos duelos, como el que mantendrán, en Luján, Miguel Prince versus Leo Botto en Agosto. En Morón, Lucas Ghi consiguió una primaria limpia para enfrentar a Ramiro Tagliaferro del PRO. Aunque no habrá revancha porque en 2015 el candidato K fue Hernán Sabbatella.

Tony Delfino vuelve al ruedo en Suipacha. El alcalde perdió contra Alejandro Federico en 2015 y se atrincheró en su despacho para resistir el cambio de mando. Habrá contado las horas para la revancha, que todavía no llega: antes deberá ganarle a Juan Luis Mancini y a Claudio Carrasco en las primarias del FdT.

Dentro de Juntos por el Cambio hay varios “ex” con sed de venganza. Jesús Cariglino, viejo barón de Malvinas Argentinas, volverá a enfrentar a Leo Nardini, bajo el paraguas de Cambiemos, que se jacta de haber terminado con los de su especie. En la misma sección, Alfredo Castellari se jugará un pleno por Navarro, frente al peronista Santiago Magiotti que gobierna desde 2011.

Horacio Errazu quiere volver a ser intendente de Exaltación de la Cruz, cargo que hoy ocupa su delfín Adrián Sánchez. No lo enfrentará: será más bien una suerte de enroque. Un caso similar se da en la tercera, con Juan José Mussi, que vuelve a competir por el municipio que comanda su hijo Juan Patricio.

En la misma sección se apuntan Gastón Arias para volver a disputar la intendencia de Brandsen, Gustavo Sobrero para Lobos y el Francisco Barba Gutiérrez para Quilmes. Todos tienen retadores en las PASO. En octubre los esperan sus verdugos: Daniel Cappelletti, Jorge Etcheverry y Martiniano Molina respectivamente.

En la cuarta, los candidatos que buscan revancha son Maria Celia Gianni en Carlos Tejedor, Patricio García en Ameghino y Mario Meoni en Junín. El único que tendrá PASO es Meoni, que enfrentará a Victoria Muffarotto, que ya estaba lanzada al momento de concretarse el acuerdo entre el Massismo y el peronismo K.

En Juntos por el Cambio, sorprendió que se habilitar a Gilberto Alegre para ir en una paso contra el actual intendente Eduardo Campana. Alegre llegó como parte del acuerdo para incorporar a Miguel Angel Pichetto y cuenta las horas para tener revancha de la derrota de 2015.

En la quinta sección hay cuatro casos: Marcela Passo deja el Congreso de la Nacion para competir en su pago chico, General Lavalle, frente a Rodríguez Ponte, con interna limpia. En Lezama, Marcelo Racciatti, primer intendente de la historia del partido, buscará reincidir. Lo espera Lalo Harispe en octubre. Alberto Gelené, de Las Flores, tiene que sortear la primaria contra Federico Bugatti, pero su verdugo, Ramón Canosa, no competirá.

Por último, Jorge Paredi, histórico intendente de Mar Chiquita, se enfrentará con su eterno socio, Marcelo Sosa. Después de agosto, uno de los dos se las verá frente a Carlos Ronda, intendente por Cambiemos.

Por Juntos por el Cambio, Luis Baldo se apunta para competir en Gesell, pero tiene una interna complicada, con otros dos contendientes. Gustavo Pulti, en Mar del Plata, también compite, pero con boleta corta, porque el Frente de Todos le negó su sábana para cobijarlo.

Este tipo de duelos se da también en la sexta. Ricardo Moccero quiere volver a ser en Suárez, pero no cerró un acuerdo de unidad y primero tiene que derrotar a Roberto García. Ricardo Curetti, de Patagones, tiene interna de tres: se le oponen Nicolás García y Gerardo Bari en agosto. En octubre lo espera el intendente Zara.

En Tornquist y en Villarino, los “ex” son Gustavo Trankels y Patricia Cobello, con internas despejadas para conseguir su revancha. En General Lamadrid, el histórico Juan Carlos Pellita da un paso al costado para que su esposa, Silvia Caballero, encare el desafío de recuperar el distrito. Algo similar a lo que hizo Oscar Ostoich en Capitán Sarmiento, pero para retenerlo.

Por el lado de Juntos por el Cambio, También Luis Oliver quiere competir en Daireaux, donde gobierna Esteban Acerbo.

En la séptima, Omar Duclós se anotó para competirle en las PASO a Hernán Bertellys dentro de Juntos por el Cambio. Por si falla el plan, tiene una boleta corta para esperarlo en octubre. José Erreca le competirá a Marcos Pisano en Bolívar, pero primero tiene que sortear a Juan Carlos Morán en la PASO.

En el peronismo, Aldo Sivero, que gobernó varios años, vuelve al ruedo, pero no se reeditará el duelo de 2015, que enfrentó a Gustavo Marcos y a Alejandro Celillo: de hecho ninguno de los dos competirá en este turno.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión