Sociedad Municipios
INSÓLITO

Un municipio ofrece botones antipánico para jubilados: tienen que pagar $4500 y tener WiFi

La municipalidad de Bahía Blanca ofrece botones antipánico para que los jubilados no estén expuestos a la inseguridad durante la cuarentena. Pero la herramienta cuesta 4.500 pesos y tiene requisitos insólitos para las personas mayores.

Las personas mayores de Bahía Blanca van a contar, en los próximos días, con una herramienta que ofrece el municipio para que puedan comunicarse con la policía ante una situación de inseguridad: los botones antipánico que ya funcionan para los comerciantes de la ciudad.

Sin embargo, la iniciativa que se anunció desde la comuna como una política para garantizar la seguridad de una población vulnerable, no va a poder ser para todos: es que tiene un costo de 4.500 pesos del que se tendrá que hacer cargo el jubilado que quiera acceder al beneficio.

TE PUEDE INTERESAR

Pero además, el acceso al botón tiene otros requisitos que resultan un tanto complicados para las personas mayores. Es que, en principio, la herramienta requiere que en la casa haya conexión a WiFi: una condición no del todo frecuente en hogares donde sólo residen jubilados.  

La oferta de la comuna también pide que las personas mayores que soliciten los botones sean mayores de 65 años que vivan solos y no cuenten con asistencia familiar.

Respecto a esta iniciativa que ya celebran desde el municipio a través de las redes oficiales y de los funcionarios, habló el Subsecretario de Seguridad local, Emiliano Álvarez Porte. En declaraciones a Radio 10 de Bahía Blanca, el funcionario explicó que la idea de ofrecer esta herramienta surgió durante la cuarentena porque las personas mayores “están en una situación más vulnerable”.

“El abuelo se lo tiene que comprar”, explicó Álvarez Porte y detalló que desde la comuna “estamos estableciendo el número más bajo posible y que se financie”.  Es que según confirmó, se trata de una tecnología que cuesta por lo menos 4.500 pesos y, según aclaró, intentarán que sea financiado por los fabricantes porque entienden que “no todos los abuelos pueden acceder a ese monto de una sola vez”.

Al ser consultado sobre si existía alguna forma de que las personas mayores no tengan que hacerse cargo de la compra del botón, el funcionario argumentó que “estamos hablando de una población de entre 40 o 60 mil personas”, aunque luego admitió que en los primeros tres días de oferta hubo solamente 70 solicitudes.

La solicitud del botón antipánico tampoco resulta demasiado sencilla: los jubilados tienen que ingresar a través de Facebook a las redes oficiales del municipio o del mismo Álvarez Porte, llenar un formulario y después esperar a que la comuna se ponga en contacto.  “Una vez que se comunican con nosotros les damos el listado de todos los proveedores que lo venden”, detalló.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión