Política y Economía Municipios
Con respaldo massista

Grindetti logró que el Concejo Deliberante le de vía libre para privatizar tres inmuebles municipales

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, logró que el Concejo Deliberante aprobara un proyecto de ordenanza para subastar tres inmuebles municipales de dependencias de Desarrollo Social. La iniciativa fue respaldada por el massismo.

El jefe comunal de Lanús por Cambiemos, Néstor Grindetti, finalmente logró que el Concejo Deliberante aprobara un proyecto de ordenanza que lo autoriza a subastar tres edificios en los que funcionan dependencias locales de Desarrollo Social

Si bien el oficialismo logró aprobar de manera cómoda la iniciativa con números propios, contó con el respaldo de dos concejales del Frente Renovador. Se trata de Sebastián Beroldo, un dirigente peronista que responde al presidente del Club Atlético Lanús, Nicolás Russo, y Marcela Fernández Pallares, esposa del senador provincial José Luis Pallares

TE PUEDE INTERESAR

Tal como dio cuenta INFOCIELO, los edificios que ahora serán vendidos son los ubicados en la calle Liniers n° 339 341 y 343, entre Melo y Drago de 308 mts2 y el de Melo al 1665 de 459 mts2, junto al de 1669/1975 de 383mts2.

La tasación millonaria de los inmuebles motivó denuncias por parte del bloque kirchnerista que no tardó en vincular la iniciativa a un "negocio inmobiliario". Aún así, desde el oficialismo se defendieron y aseguraron que "con la venta se le va a dar continuidad a las reformas de los edificios".

"Sin dudas pretenden hacer un gran negocio inmobiliario con la venta de los predios que pertenecen a todos los lanusenses", explicaron a este medio desde Unidad Ciudadana, a la vez que analizaron: "No tiene sentido que vendan estos lugares. Si al dinero por las ventas lo van a usar para pagar alquileres, en dos años no va a haber más plata y tampoco propiedades que nos pertenecen a todos". 

De todos modos, trabajadores municipales celebraron la semana pasada que el proyecto original, que precede a este párrafo, fuera modificado por el Ejecutivo local. Es que se quitó un apartado que pretendía subastar un cuarto inmueble. Por presiones de los empleados y sectores de la oposición, Grindetti dio marcha atrás y pidió que el edificio en el que funciona el Centro de Documentación Rápida no se incluya en el pedido de subasta. 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión