Política y Economía
PRECIOS Y RESERVAS

¿Qué hará el Gobierno para bajar la inflación?

Los idas y vueltas del Gobierno nacional en materia de precios, y las dificultades para acumular reservas en el Banco Central.

Esta semana, el Gobierno nacional dio nuevas y contradictorias pautas de cómo avanzará en el control de la elevada inflación registrada en los primeros meses del año, donde solo en el primer cuatrimestre alcanzó el 23,1%.

Si bien el sector de indumentaria y el de hoteles y restaurantes han sido los que más elevaron sus precios, aún cuando ambos han sido beneficiados por políticas gubernamentales, el aspecto crítico se encuentra en el rubro Alimentos, que lleva un alza del 28% en el primer cuatrimestre y es el que más golpea a la población de bajos recursos.

TE PUEDE INTERESAR

Al respecto, desde la declaración de la guerra contra la inflación, el presidente Alberto Fernández impulsó el fideicomiso para subsidiar la harina de trigo, uno de los insumos en los que más impactó el conflicto bélico en Europa. Si bien ya se encuentra en funcionamiento, este viernes el mandatario fue más allá con su solicitud al Congreso de la Nación para que evalúe una suba de los derechos de exportación.

“Nosotros tenemos que hacer algo para buscar que los precios internos se desacoplen de los precios internacionales; el modo son las retenciones”, expresó hoy en declaraciones radiales, y agregó: “Ahora las retenciones son un tema legislativo y necesito que el Congreso entienda el problema y acompañe llegado el caso una decisión de esa naturaleza”.

La declaración de Alberto Fernández descolocó a propios y extraños, ya que el aumento de las retenciones era solicitado a viva voz por el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, pero negado por el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán.

Incluso, apenas el martes pasado durante una entrevista en C5N, el titular de Economía expresó: "Para que la Argentina pueda darle continuidad a la recuperación económica, y bajar la inflación, necesita dólares. ¿Cómo se consiguen dólares? Exportando. ¿Te parece que prohibir exportaciones ayudaría a Argentina a conseguir dólares? Desde nuestro punto de vista, la respuesta es no".

Con contundencia, Martín Guzmán señaló a las retenciones como una "prohibición" de las exportaciones, en sintonía con los pedidos del sector rural que el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se esfuerza en sostener: "De ninguna manera se van aumentar las retenciones ni enviar un proyecto de ley", aseguró esta tarde, luego del entrevero radial de Alberto Fernández.

Además, hoy también se conoció el traslado de la secretaria que conduce Feletti del ministerio de Producción a la órbita de Economía, es decir que el funcionario que más vociferó sobre el impacto inflacionario de la suba de las commodities que exporta el país, ahora dependerá del propio Martín Guzmán.

En este escenario, parece más probable un nuevo enfoque sobre la política de precios que aplica el secretario de Comercio Interior, que en un avance sobre las retenciones que la oposición adelantó en innumerables veces que no apoyaría. A comienzos de junio, cuando venzan acuerdos del programa Precios Cuidados, habrá novedades.

El problema son los dólares: ¿dónde están?

El ministro Martín Guzmán ha sido claro sobre el programa de "sostenibilidad" que busca imprimir a fin de "estabilizar" la macroeconomía y, en consecuencia, bajar la inflación. Conceptos que ha vertido con insistencia desde el cierre del acuerdo con el FMI, del que aseguró que era el primer paso para frenar la inflación, en tanto que reforzaría las alicaídas reservas de divisas del Banco Central.

En esa línea, durante el año pasado el Gobierno nacional impulsó las exportaciones argentinas a niveles récord, que según los datos del INDEC alcanzaron un volumen de US$ 77.934 millones, sólo superados por los años 2011 y 2012. Por lo cual, Argentina tuvo un superávit comercial de US$ 14.750 millones en 2021. Sin embargo, con semejante ingreso genuino de divisas, el Banco Central no logró retener las mismas en sus reservas.

El problema lo planteó con todas las letras y de modo público la vicepresidenta Cristina Kirchner a principios de mes en Chaco, pero se conocía desde el 2020 y el Gobierno no quiso, pudo o logró resolver.

En realidad, hace dos años había señalado el problema de la economía bimonetaria, el agravamiento de la restricción externa por el endeudamiento de Juntos por el Cambio, y había planteado la necesidad de un acuerdo nacional. Pero no había hecho referencia a salida de dólares bajo el actual Gobierno.

En Chaco, remarcó: "Es un tema grave que exige acuerdos y exige gestión, porque uno observa que en 2020 y 2021 ha habido un inmenso salto en las exportaciones por cantidad y por precio, y sin embargo tenemos problemas de reservas en el Banco Central. ¿Qué pasa con la administración monetaria y cambiaria?". Y añadió: "Cuando mira por dónde salieron los dólares, fueron a pagar la deuda privada de capital e interés de grandes firmas. La escasez de dólares, que es la verdadera causa de la disparada de los precios".

Tan directa afirmación, fácilmente comprobable con el balance cambiario del Banco Central, el ministro Guzmán debió responder, y durante la entrevista con el periodista Alejandro Bercovich se explayó sobre la situación financiera desde septiembre de 2020.

"Tiene que ver con que ha habido un crecimiento brutal del endeudamiento externo entre el año 2015 y 2019, no solamente ha sido para el sector público sino también para el sector privado. Se avanzó en un proceso de reestructuración de las deudas públicas externa, que ha sido muy importante. En las deudas privadas, lo que se dió es una capitalización de las empresas en Argentina, que tiene un lado positivo; la parte negativa de ello es que ha implicado un esfuerzo para el Banco Central", señaló Martín Guzmán sobre porqué el Banco Central no acumuló reservas.

Balance cambiario BCRA.png
Balance cambiario BCRA.

Balance cambiario BCRA.

La capitalización de las empresas argentinas a las que se les brindó el acceso a dólares a tipo de cambio oficial, como aseguró la vicepresidenta han sido el principal agujero del Banco Central durante los dos últimos años, a la vez que continuó en menor medida durante el primer trimestre del 2022.

Al respecto, Martín Guzmán describió que la capitalización de las empresas fue "un tema muy discutido dentro del Frente de Todos", que en ese momento discutía a puertas cerradas, al menos estas situaciones. "El 15 de septiembre de 2020, el día que se presenta el Presupuesto, justamente después de eso ocurre una corrida cambiaria que dura hasta fines de octubre. Ahí hubo mucha discusión sobre qué hacer. Había distintas propuestas: una era la que se hizo; otra que haya mercados cambiarios diferentes para el pago de esas deudas, para evitar que haya este impacto en las reservas", describió.

"Se decidió ir por el primer camino, que es el que está vigente ahora. Con las implicancias conocidas que tuvo que, por un lado significó la capitalización de las empresas, que tienen hojas de balances más limpias, y eso tiene un efecto en la producción argentina. Pero tuvo un impacto en la posibilidad de acumular reservas", aseguró sin vueltas.

En ese plano, cabría preguntarse qué sucederá en el 2022, frente a un año que en términos de generación de divisas por exportaciones es auspicioso. No obstante, hay un tema central que se supone cambiará la óptica y es que una de las metas a alcanzar con el FMI es, justamente, el fortalecimiento de las reservas. Por lo que Guzmán aseguró que "hoy tenemos un perfil diferente y un objetivo muy claro de acumular reservas. Buscamos que haya un crecimiento de la economía, compatible con que Argentina tenga más reservas a finales de año".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión