Política y Economía
INFORME DE LA CAME

Inflación: Los intermediarios aumentan hasta 10 veces el precio de los alimentos

En algunos casos, como la zanahoria, el productor recibe apenas el 10% del precio final por kilo. Un gráfico que esclarece dónde luchar contra la inflación.

Mientras hay polémica por el pedido de asistencia del Gobierno Nacional a los camioneros para realizar controles de precios en los supermercados e hipermercados en el marco de las medidas contra la inflación, un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) resulta esclarecedor a la hora de señalar dónde se producen los mayores aumentos de los precios. Y es que, en promedio, los productores agropecuarios reciben sólo el 30 por ciento del precio final de los alimentos en la góndola.

Así lo revela el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), un informe elaborado por el sector de Economías Regionales de la CAME cada mes. El caso de la zanahoria, por ejemplo, es el más extremo: un productor hortícola cobra 21 pesos por cada kilo que sale de su huerta, pero a la góndola llega a 205 pesos promedio para el consumidor final. Es decir que quien lo produce se lleva sólo el 10,1 por ciento. ¿Y el 89,9 por ciento restante? Un mix de impuestos, transportistas, mercados mayoristas y minoristas.

TE PUEDE INTERESAR

Cabe señalar que tal brecha no ocurre con todos los productos. La papa, por ejemplo, no tiene una intervención tan fuerte. De los 245 pesos en promedio que está el kilo para los consumidores, el productor se lleva 121 pesos. Casi la mitad.

No ocurre sólo con las frutas, verduras y hortalizas. En el caso de la carne, según el IPOD realizado por la CAME, el kilo de novillo se le paga al productor 290 pesos y se vende en góndola 4,4 veces más caro a 1280 pesos en promedio. En el caso del cerdo es aún peor: los 245,5 pesos por kilo que cobra un productor se transforman en 1260 pesos en góndola. Más de cinco veces su costo.

El salto se da principalmente entre los pequeños productores de economías regionales y las grandes cadenas de supermercados. El Gobierno Nacional y también el Provincial tomaron nota hace tiempo de este fenómeno y lanzaron programas para acercar los productores de las economías regionales con los consumidores. En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, el gobernador Axel Kicillof anunció junto a sus ministros de producción y ganadería un programa de Mercados Municipales.

63c0111d66fd9.png
Uno por uno, los alimentos y la brecha entre el precio de origen y el precio que pagan quienes compran en el supermercado.

Uno por uno, los alimentos y la brecha entre el precio de origen y el precio que pagan quienes compran en el supermercado.

Así es la brecha en los productos frutihortícolas y en los ganaderos

  • IPOD frutihortícola: Del campo a la góndola, los precios de las 19 frutas y hortalizas que integran la canasta IPOD se multiplicaron por 4,3 veces en diciembre, por lo que el consumidor pagó $4,3 por cada $1 que recibió el productor frutihortícola.
  • IPOD ganadero: Por los cinco productos y subproductos ganaderos que componen la canasta IPOD, el consumidor abonó tres veces más de lo que recibió el productor.

Las mayores y menores brechas de diciembre

63c0111d572dc.png

Los alimentos que más diferencia de precios tienen

Según la CAME, "entre los cinco productos que presentaron mayor diferencia entre los precios de origen y destino se encuentran la zanahoria (9,9 veces), la manzana roja (8,8), el zapallito (8,4), la pera (7,8) y la mandarina (6,7 veces)".

Además, resltaron el caso de la zanahoria, que tuvo un aumento mensual del 93 por ciento en los precios de origen y un 40 por ciento en góndola. Y destacaron el caso de las frutas, donde la manzana roja aumentó un 10 por ciento en origen y un 15 por ciento en góndola. En el caso de la pera es aún más increíble: pese a que cayó el costo de la producción un 2,1 por ciento; los mercados la aumentaron un 13 por ciento para los consumidores.

63c0111d3614d.png

Los alimentos que menos diferencia de precios tienen

Según el informe de la CAME, "entre los productos que presentaron menor diferencia entre el precio que recibió el productor y el que pagó el consumidor se encuentran dos alimentos de origen animal y tres frutihortícolas".

En detalle, los huevos (2,2 veces) y el pollo (2,3 veces) son los de menor brecha entre origen y destino de subproductos granaderos. "Por lo general, tienen sistemas de producción integrados, lo que significa que todos los actores de sus respectivas cadenas de valor son parte del riesgo del negocio", explican desde la institución.

Y reslaltaron el caso de la papa, que pese a haber aumentado un 54,9 por ciento los precios al productor, aumentó apenas un 10 por ciento en los precios al consumidor y achicó la brecha a 2 veces el valor del producto. Como es la hortaliza de mayor consumo entre los argentinos, es la que más impacta en el IPOD. Otros alimentos que no tienen una gran brecha son la berenjena (2,3 veces) y la frutilla (2,4 veces).

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión