Política y Economía
El rebote

Euforia en los mercados ante un inminente acuerdo de deuda

El Gobierno mejoró su oferta y los acreedores encabezados por el fondo BlackRock cedieron en su posición, rápidamente los mercados financieros reaccionaron con optimismo y cayó el riesgo país.

A horas del deadline, el mercado se muestra altamente optimista y dio por ciertas las versiones sobre que ya existe un acuerdo entre el Gobierno y los bonistas por la deuda soberana. Subieron las acciones argentinas.

Tal como señaló este portal, una última instancia de negociación tuvo lugar entre Argentina y bonistas, que fue encabezada por el banco Lazard, que fue contratado por el país para intermediar entre las partes, con la colaboración del Banco of América y el HSBC. Intervinieron también los abogados del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton (CGS&H) y los abogados que representan a los bonistas, encabezados por Jennifer O’Neil, contratada por BlackRock, y el legendario Dennis Hranitzky.

TE PUEDE INTERESAR

Entre todos los actores, intentaron lograr un acercamiento de las partes y encontrar una solución a una negociación que parece estancada, lo que finalmente parece haberse logrado. El rumor que tomó fuerza la tarde de este lunes 3 de agosto es que tanto el Gobierno y los bonistas partieron diferencias y que el deal está al caer. Se dice que el Gobierno y los bonistas cedieron y ahora se mejorará la oferta a niveles de 54,5 dólares por cada 100 dólares que debe el país. De ahí que se supone que habrá algún tipo de comunicación a última hora de hoy.

El mercado dio crédito al rumor y subió muy arriba, según información bursátil, acciones de Galicia, Macro y Pampa, los más líquidos en Nueva York, habían arrancado el día con bajas de hasta el 2%, pero pasadas las 14 mostraban subas de entre el 8 y el 10%.

Por su parte, los bonos en dólares, que habían mostrado caídas del 2%, empezaban a recortar terreno, lo mismo que el riesgo país, que mejoró de 2.316 puntos a 2.269 puntos.

A todo esto hay que sumarle el factor positivo que inyecta también a los mercados y es que en el corto plazo, un acuerdo ayudaría a descomprimir el dólar, es decir, reducir la presión del mercado cambiario porque se desinflarían las necesidades financieras en dólares. Consecuentemente, un impacto positivo en la inflación. Quitarle presión al dólar, automáticamente le quita presión a la suba de precios.

Asimismo, un deal permite mantener el acceso a créditos internacionales, y por supuesto, una salida de la crisis -potenciada por la pandemia- más rápida.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión