Política y Economía
EMPRESAS BONAERENSES

Carraro Argentina, o cómo pelearle a la apertura de importaciones sin morir en el intento

"Hasta 2019 luchamos contras las importaciones para sobrevivir; hoy estamos marcados por la demanda", le dijo a INFOCIELO Adrian Carrera, apoderado de la firma.

Carraro Argentina SA es una empresa del grupo Italiano Carraro Internacional, que tiene presencia en Argentina desde diciembre de 1998. Se dedica a la producción de ejes, transmisiones, cajas de transferencia, junto a la distribución y comercialización de una amplia gama de repuestos de maquinaria agrícola que su propia planta de Haedo produce. El fuerte de Carraro es la transformación industrial de materiales en productos terminados con calidad, con parámetros internacionales y con alto nivel de valor agregado Nacional. Desarrolla procesos de mecanizado de fundición, producción de engranajes, tratamiento térmico y cuenta además con líneas de montaje con sus respectivas áreas de pintura.

En el periodo 2015/2019 sufrió el duro golpe de las importaciones y debió ensayar reestructuraciones constantes que de todos modos no le permitieron evitar la reducción de personal. Hoy, tras surfear esa ola y también las dificultades que le imprimió la pandemia, su responsable, Adrián Carrera, aseguró que la empresa se “encuentra marcada por una fuerte demanda del mercado sudamericano” y en pleno crecimiento.

TE PUEDE INTERESAR

“La situación actual de nuestra empresa es positiva, está marcada por una fuerte demanda del mercado sudamericano, somos proveedores de Pauny, Agco, Agrale, CNH y John Deere, y abastecemos tanto al mercado interno como también a Brasil y México. Además comercializamos repuestos en toda Sudamérica por medio de nuestra cadena de distribuidores”, contó Carrera, quien disfruta del presente de una empresa que no la pasó tan bien hace un puñado de años.

industria07.jpg
Carraro le peleó mano a mano a la apertura de importaciones durante el gobierno de Mauricio Macri

Carraro le peleó mano a mano a la apertura de importaciones durante el gobierno de Mauricio Macri

Los coletazos de las políticas del gobierno de Mauricio Macri, sumado a los casi dos años de pandemia, lo obligaron a reinventarse y a tomar también algunas decisiones antipáticas. La empresa tuvo que despedir trabajadores y la recuperación no fue sencilla. Incluso, se evaluó seriamente bajar la persiana.

“Durante los años 2015 al 2019 atravesamos un periodo de muchas dificultades, debimos luchar contra las importaciones, la baja de los programas de nuestros clientes y procesos de reestructuración constantes para intentar sobrevivir a un nuevo periodo con más oportunidades. Atravesamos tiempos de falta de confianza política, altas tasas de interés, especulaciones financieras que alentaban a no invertir y sumado a esto la sequía del periodo 2017-18, cuyos efectos se tradujeron en recortes de nuestros negocios, al punto de evaluar la continuidad futuro de nuestro negocio en Argentina”, manifestó con crudeza.

Asimismo, remarcó que el apoyo de los clientes fue clave para sostenerse, aunque no pudo evitar el recorte de personal: “Hicimos un gran esfuerzo en conjunto con clientes, proveedores, gremios y personal para resistir cada recorte, pero lamentablemente, llegado el momento en donde se ponía en riesgo la continuidad, tuvimos que achicarnos para poder volver a tener una nueva oportunidad”, comentó el empresario y detalló: “Nuestra estructura que a inicios de 2018 era de 170 personas se redujo hasta un mínimo de 72 personas en octubre de 2019. Ya durante los años 2020/21 hemos recompuesto parte de la estructura llegando actualmente a 120 personas”.

industria08.jpg
Carraro le peleó mano a mano a la apertura de importaciones durante el gobierno de Mauricio Macri

Carraro le peleó mano a mano a la apertura de importaciones durante el gobierno de Mauricio Macri

En lo que respecta a la pandemia, también hubo que redireccionar la ingeniería y los problemas se sortearon: “Nos obligó a reconvertirnos, a pensar nuevas formas de producir y de organizarnos, debimos re-adecuar nuestros procesos para poder hacer frente a la creciente demanda en un entorno complejo y con una dotación de personal reducida por los efectos del virus. Desde hace dos años que vemos una creciente demanda del sector agrícola y dicho crecimiento se ve reflejado en nuestro proceso de recuperación. En la demanda”.

Luego de todos esos golpes producto de políticas que pusieron en jaque a la producción y de una pandemia que sacudió al mundo, volvió a salir el sol para Carraro Argentina SA. Y el propio Adrián lo confiesa: “Argentina siempre nos pone a prueba pero también nos da oportunidades, costó mantener la confianza de nuestro grupo ante la situación que se vivía día a día, también existían dudas por parte de nuestros clientes y proveedores, pero la clave fue creer, trabajar incansablemente cada día, acompañado por nuestra gente que la peleó y estuvo con toda la predisposición y voluntad latente para superar esos momentos. Ahora estamos trabajando para reafirmar los programas de nuestros clientes, lograr que se repitan en los años venideros para darle continuidad y confianza al sistema y también trabajamos arduamente para poder mejorar nuestra cadena de abastecimiento”, cerró el empresario que, a pesar de las dificultades le apostó al país. Carrera creyó y pudo. Su empresa sigue creciendo.

industria03.jpg

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión