Política y Economía
PICO DE CASOS DE COVID-19

Más señales: Gollán contó que “hay consenso” con el gobierno porteño para volver a fase 1

El ministro de Salud bonaerense confesó que el gobierno de la Capital federal está de acuerdo en avanzar hacia una fase más estricta para reducir el pico de casos de contagios y fallecidos por coronavirus. Hay una buena noticia: hay buenos avances con el plasma de pacientes que superaron el coronavirus.

Para el gobierno no hay muchas dudas: si el número de contagios continúa y para colmo, la circulación de las personas sigue en constante relajamiento, la idea de volver a la fase más estricta parece ser una opción fuerte.

Esta mañana, el ministro de Salud de la provincia, Daniel Gollán, dejó una señal clara al respecto cuando aseguró que “hay consenso” con el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta de volver hacia la fase 1, al menos por 15 días.

TE PUEDE INTERESAR

“Va a hacer falta una restricción fuerte, hay un consenso de la ciudad de Buenos Aires y nosotros lo dijimos siempre, que si la situación se desmadraba íbamos a aplicar un freno”, sostuvo el ministro en la previa de lo que será el encuentro formal entre el presidente Alberto Fernández y los ministros de Salud que conforman el AMBA.

“Se da lo que dijimos siempre, a mayor circulación de gente, mayor circulación de virus”, agrego después Gollan en declaraciones a radio 10.

La buena noticia es que –por otro lado- el tratamiento con plasma de personas recuperadas de coronavirus comienza a ser una de las claves para que muchos pacientes se salven.

Al respecto, Gollan contó que la provincia puede garantizar hasta 250 tratamientos por semana. Uno de los que mejoró considerablemente en su cuadro de salud con el tratamiento de plasma, fue el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

La medida comienza a ser tan efectiva que el bloque del Frente de Todos de la Cámara de Diputados de la nación presentó un proyecto de ley para que se conforme un registro nacional de pacientes recuperados, para que los mismos puedan ofrecer donar su plasma para el tratamiento de otros infectados.

Eso, además, evitaría que se pueda comercializar con una de las herramientas más importantes que tiene hoy el sistema de salud para combatir el avance de la enfermedad.  

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión