Política y Economía
LA DOBLE CRISIS

Cómo planea el Gobierno recuperar la economía

Recuperar niveles prepandémicos es el primer paso. Luego será necesario recuperar el deterioro productivo que dejó como herencia el gobierno anterior.

El Gobierno, en coordinación con todo el sector productivo y comercial, empresarios y trabajadores busca, en el marco de un acuerdo tripartito, la pronta reactivación de la economía, la estabilización de precios, la reconstrucción industrial junto con la comercialización interna y externa que dé por tierra con tantos meses de parálisis y restricciones provocadas por la irrupción de la pandemia del coronavirus en el mundo entero.

Se trata, de una búsqueda que se mantuvo de pie durante los últimos ocho meses, y que persiguió objetivos mutados respecto de los que se trazaron al asumir el mando el actual Gobierno. Se trata de una doble crisis a administrar: la que dejó la anterior gestión en materia económica y el destrozo que generó la pandemia.

TE PUEDE INTERESAR

Es en este marco que el trabajo interministerial se conjugó en dos metas primordiales: la reactivación económica y el desarrollo productivo. Tales objetivos se enmarcan en siete ejes de acción gubernamental: recuperación del consumo y del empleo; obra pública y construcción privada; promoción de inversiones y exportaciones; financiamiento productivo; economía del conocimiento y desarrollo tecnológico; crecimiento verde; desarrollo federal.

Casi cuarenta medidas fueron anunciadas e implementadas en los últimos meses ancladas en los objetivos y ejes de acción a seguir. Dentro de las cuales y a partir de la renegociación de la deuda de 65.000 millones de dólares que permitirá un ahorro de 37.700 dólares, se redirigirán casi 2 puntos del PBI que estaban destinados al pago de intereses, 1 punto aproximadamente en inversión pública y otro tanto en Producción, innovación, desarrollo, Salud, Educación, Desarrollo social y Trabajo.

Acuerdo.jpg
Acuerdo económico y social entre el Gobierno, empresarios y trabajadores

Acuerdo económico y social entre el Gobierno, empresarios y trabajadores

Para acelerar la recuperación económica, se impulsaron políticas que apuntan tanto a la demanda como a la oferta. Respecto a las políticas adoptadas orientadas a la oferta productiva y de aliento del consumo, con el objetivo de encender el proceso virtuoso de producción, inversión y consumo, emerge el fortalecimiento del Ahora 12, y esquemas de financiamientos para algunos sectores de actividad manufacturera, como línea blanca, por ejemplo.

Un Ahora 12 potenciado en octubre, con más rubros y tres meses de gracia -para comenzar a pagar la primera cuota un trimestre más tarde-, que trae consigo una recuperación de la producción y el empleo.

En cuanto a las herramientas para cuidar la producción y el empleo en el marco de la emergencia sanitaria, además del ATP, se lanzaron los créditos para el pago de sueldos a tasa fija del 24%, créditos para capital de trabajo, el Plan moratoria PyMEs y monotributo, y el financiamiento para inversiones del Banco Nación.

Como así también, medidas para el desarrollo industrial, como más líneas de crédito para la reactivación productiva PyME y para el cambio estructural; el sistema de Banca de Desarrollo como una instancia institucional encargada de coordinar los créditos productivos; el desarrollo de proveedores industriales y tecnológicos como impulso; el plan de Transformación Digital PyME y Plataforma Industria Argentina 4.0; y el Programa Nacional para el Desarrollo de Parques Industriales.

El Plan RodAr, el impulso del turismo como el PreViaje, un programa de preventa turística que te da beneficios para viajar y disfrutar de todos los destinos de Argentina durante el 2021; y el Correo de Compras.

Respecto de la Obra Pública con medidas como el Procrear, el gasoducto del Noreste, saneamiento, Argentina Hace, el Gobierno la erige como motor de reactivación. El presidente Alberto Fernández fue contundente al respecto, “vamos a dar incentivos muy fuertes a la construcción para convertir a la obra pública en gran motor de la economía”.

Es que, el Gobierno pretende dar claras señales de que en Argentina conviene trabajar y producir y no especular. Es la premisa principal de la reconstrucción económica que contempla, en efecto, inversiones y exportaciones (baja de retenciones a industria y mineras, compensaciones a productores de soja, Plan Gas) y Financiamiento productivo, entre otras.

Por último, Argentina no está en una condición de malgastar dólares, por lo cual necesita una firme política de comercio exterior que permita caminar hacia un equilibrio de la balanza de pagos, enmarcada en un proceso de sustitución de importaciones que debe comenzar cuanto antes.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión