Crítica a las formas

El gobernador Kicillof grita mucho dice Marcelo Longobardi

El periodista Marcelo Longobardi increpó al gobernador de la provincia de Buenos Aires por elevar demasiado la voz en sus discursos

A Marcelo Longobardi le molesta el tono de voz del gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof.

El diario La Nación replica el comentario del conductor de la mañana de Radio Mitre y lo coloca en el lugar del "adulto" que se molesta cuando un joven grita.

La noticia ya no es el tema al que pueda haberse referido Kicillof sino su tonalidad, si elevó su voz o si increpó a alguien.

La novela es conocida. Lo mismo que se decía de Cristina Fernández de Kirchner cuando era presidenta y Nelson Castro esperaba que terminara la cadena nacional para señalar detalles cosméticos o adjudicarle supuestas enfermedades psíquicas.

Igual sensibilidad que durante el debate presidencial de 2019, cuando a Alberto Fernández se le objetaba como "levantaba el dedito" para tratar de dar cátedra a sus contendientes políticos.

Detrás de la crítica a las formas en realidad lo que estos comunicadores buscan es dañar la imagen, mostrar la irracionalidad, socavar la potencia del discurso y horadar las mentes de su público.

Lo que debería ser la norma, que es objetar el concepto, pasa a un plano secundario frente a lo que, saben, más mueve las emociones de las audiencias para conseguir que determinado político le caiga bien o mal a "la gente". Luego ya no importará lo que diga o haga, el objetivo estará logrado, y ese fin en este caso es imponer que el gobernador es un gritón, y quién grita es porque no tiene la razón.

En este caso el discurso encendido de Kicillof había sido a causa de las críticas sin fundamento a la vacuna rusa, pero poco le importaba eso a Longobardi, cuya sensibilidad se vió herida porque el gobernador bonaerense lo perturbó con su voz a demasiado volumen.

En sus propias palabras el periodista de Mitre y CNN en español dijo : "A los gritos como es su costumbre, el gobernador tiene algunas dificultades para encontrar moderación cuando se expresa. A mí no me gusta que me grite cuando se expresa, pero debe ser su forma". A lo que luego agregó en tono paternalista : "Querido Axel, estaría bueno que, hablando de medicina y de vacunas, bajes un poquito el tono . En segundo lugar, la vacuna rusa está ajustada a un debate, como otras".

Si estas frases fueran escritas sin saber quién las pronunció cualquiera podría suponer que fue un político de la oposición, sin embargo, no es así, son los periodistas de los medios más importantes quienes se erigen en jueces solo de aquellos que no simpatizan con ellos. ¿Acaso alguien podría imaginar a Longobardi tratando de ese modo a María Eugenia Vidal, por ejemplo?

Ya al final, el conductor sumó más leña a su fuego de alto volumen cuando sintiéndose ofendido siguió advirtiendo :"Me llamó la atención el griterío que presentó el gobernador de la provincia de Buenos Aires sobre un tema que merece el debate, o perdón Axel, ¿no podemos discutir acá? ".

Quizás esté pensando en cambiar la iconica frase "queremos preguntar" por la más apropiada "queremos discutirte".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión