Judiciales y Policiales Municipios
El esposo se defendió a los tiros

En un intento de robo una mujer fue baleada y quedó con muerte cerebral

Sucedió en Glew, en el partido de Almirante Brown. Cuatro delincuentes irrumpieron en una casa de doble panta y despertaron a un matrimonio. En medio del atraco el dueño de casa agarró una pistola y empezó a disparar. Hay un ladrón muerto y tres detenidos

Un hombre de 46 años resistió hoy a tiros un asalto dentro de su casa de la localidad bonaerense de Glew, partido de Almirante Brown, y su propia mujer terminó baleada en el rostro y quedó en estado crítico, mientras que uno de los presuntos ladrones murió y otros dos fueron detenidos baleados en un centro asistencial, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió esta madrugada en una casa situada en la calle Roldán al 283 de esa localidad del sur del conurbano, y la mujer baleada y con diagnóstico de muerte cerebral, fue identificada por las fuentes como Raquel Verónica Arbona, de 43 años.

TE PUEDE INTERESAR

El violento caso sucedió cuando los asaltantes irrumpieron en una vivienda de dos plantas y la muer, que escuchó los ruidos, se despertó y comenzó a gritar.

De acuerdo a un vocero policial, el esposo se despertó y agarró un arma de fuego y al ver a dos desconocidos en la habitación comenzó a disparar.

Los intrusos escaparon, y el dueño de la casa, identificado oficialmente como Gustavo Obregón (46), encontró a su esposa tirada en el piso con una herida sangrante en la cabeza.

Poco después llegaron al lugar efectivos del Comando de Patrullas y del Gabinete Técnico Operativo de la comisaría Séptima. Los uniformados pidieron la presencia de una ambulancia al confirmar que Arbona tenía una herida de arma de fuego.

El móvil sanitario N°13 trasladó a la mujer al Hospital Lucio Meléndez de la localidad de Adrogué, donde la mujer quedó internada con un cuadro muy delicado. Trascendió que habría sufrido muerte cerebral.

Poco después, en la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Longchamps ingresaron tres jóvenes de 20, 22 y 24 con heridas de armas de fuego.

El de 20, solo identificado con el nombre de Luis, murió como consecuencia del disparo que recibió en la espalda. Los otros dos resultaron con lesiones menores y quedaron aprehendidos bajo la sospecha de que los tres, más un cuarto que luego fue demorado, eran los que habían ingresado a la vivienda del matrimonio.

El caso pone en evidencia dos problemas: el de la inseguridad y el de intentar hacer justicia por mano propia.

El caso es investigado por el fiscal Ricardo Silvestrini, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 temática de Entraderas de Lomas de Zamora, quien se presentó en el lugar del hecho para dirigir la pesquisa y dar las primeras instrucciones.

Una fuente judicial explicó que el fiscal Silvestrini decidió desdoblar el caso en dos causas, una por la tentativa de robo en la que Obregón y su mujer son las víctimas y los aprehendidos los imputados; y otra por el homicidio del presunto ladrón y la tentativa de la mujer baleada, donde por el momento no se adoptó ningún temperamento con el dueño de casa.

Una de las claves de la investigación es determinar si sólo Obregón efectuó disparos o si los delincuentes que intentaban cometer un asalto también estaban armados.

“Hasta ahora todo indica que la única arma de fuego disparada en la vivienda es la del marido”, dijo al respecto una fuente judicial, aunque aclaró que se trata de una conclusión preliminar y que hay que esperar los peritajes.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión