Sociedad
SIN CONFIRMACIÓN ALGUNA

La suposición del diario Olé sobre Gimnasia y el corazón de Maradona

En un artículo que no cita ninguna fuente, el diario Olé ensució sin pruebas a la hinchada de Gimnasia por el imaginario robo del corazón de Maradona

La bomba lanzada por Nelson Castro en el programa de Juana Viale, promocionando su libro sobre Diego Maradona, que afirmaba la intención de la hinchada de Gimnasia de robar el corazón del ex técnico del Lobo, sin apelar a ningún testimonio ni prueba que sustente esa especie, tuvo ahora un segundo capítulo.

El diario deportivo Olé, también perteneciente al Grupo Clarín, al igual que Canal 13, en donde se emite el programa de Mirtha Legrand, y TN, en donde trabaja Nelson Castro, publicó un artículo en el que afirma, sin certificar por ningún testimonio ni fuente, que la seguridad del sitio oficial en donde se encuentra a resguardo el órgano de Diego Maradona tuvo que ser reforzada, por el temor a que la teoría de Nelson Castro sea cierta, y una comitiva de hinchas de Gimnasia irrumpa, cual grupo comando a robar el corazón del ídolo que está allí alojado.

TE PUEDE INTERESAR

Sin poner en duda en ningún instante la delirante sospecha del columnista y conductor de TN y Telenoche, el diario Olé tituló: "Máxima seguridad en el lugar donde guardan el corazón de Maradona", alertando de algo que luego no corrobora en el cuerpo del artículo y promoviendo nuevamente una sospecha lanzada desde la misma empresa, que tampoco se basaba en hechos o testimonios reales, y solo tiene raíz en la frondosa imaginación de Nelson Castro, y ahora de Olé.

LO ÚNICO VERDADERO Y LA MANCHA GRATUITA

"El órgano de Diego permanece en el Departamento de Anatomía Patológica que pertenece a la Policía Bonaerense, en La Plata", afirmó también la publicación en el único punto cierto de todo lo que elucubra desde el título y algunos párrafos de la nota.

La idea de ensuciar a la hinchada de Gimnasia parece ser una mancha gratuita a nivel legal, porque al no acusarse ni a un club como "persona jurídica", ni a alguien con nombre y apellido como "persona humana", ni Nelson Castro, ni el diario Olé, ni canal 13, ni el Grupo Clarín están cometiendo un delito de daños, perjuicios o atentado al "buen nombre y honor" de nadie que pueda accionar legalmente contra ellos bajo, por ejemplo, la figura jurídica de "daño moral".

Este conocimiento de la falta de un acusado real como sujeto de escarnio público les permite agitar una mentira sin temor a represalias, y sin presentar siquiera por dignidad profesional periodística, algún testimonio que avale la insidiosa suposición de que la hinchada de Gimnasia planeaba robar el corazón del cadáver de Diego Maradona.

Screenshot_20211125-141238_Chrome.jpg
El titular del diario deportivo Olé mantiene el manto de sospecha sobre la incomprobable intención de la barrabrava de Gimnasia de robar el corazón de Diego Maradona

El titular del diario deportivo Olé mantiene el manto de sospecha sobre la incomprobable intención de la barrabrava de Gimnasia de robar el corazón de Diego Maradona

Así es como el diario deportivo lo explícita:

"Según le informaron a Olé, en la fiscalía que investiga la muerte del astro no se tomaron bien la difusión que tuvo la noticia y los detalles revelados sobre los restos de Diego. Es por eso y por la importancia que representa Maradona para los argentinos, que la Justicia tuvo que reforzar las medidas de seguridad en el lugar donde guardan el corazón y otros órganos del Diez. Además, en las últimas horas, se conoció que un grupo de barrabravas de Gimnasia habían ideado un plan para robar el corazón de Maradona para tenerlo como un trofeo".

Bajo la poco precisa frase "según le informaron a Olé", el periódico descarga su responsabilidad en un supuesto informante a quien nunca menciona, y sobre el que basa la información del refuerzo de seguridad y la mala recepción de los dichos dd Nelson Castro que luego reproduce textuales, no sólo sin cuestionarlos, sino dándolos por verídicos acerca del macabro plan de robar el órgano cardíaco de Diego Maradona que le adjudican a la "barrabrava de Gimnasia".

"Eso no llegó a plasmarse porque fue un acto de osadía enorme. Estuvo detectado que eso iba a ocurrir, entonces se le extrajo su corazón, además para estudiarlo porque su corazón fue muy importante para la determinación de la causa del fallecimiento de Maradona. Evidentemente, la información es que está enterado sin corazón, dijo Nelson Castro", reproduce maliciosamente Olé.

Aquí, ni Castro ni el diario deportivo aportan tampoco testimonio alguno que se haga cargo de semejante acusación. Sólo reafirman, apelando al ABC del periodismo amarillo, un dicho vago, abstracto y sin base testimonial como es la frase: "Estuvo detectado que eso iba a ocurrir".

¿Quién la detecto?

¿Cuándo la detectó?

¿Dónde la detectó?

La facilidad de instalar un hecho que no pasó nunca pero que hubiera podido suceder, como sucedió, por ejemplo con los desentierros de bolsos con dinero en las mesetas patagónicas, que si bien nunca hallaron nada, lograron insertar ese "chip" en el imaginario y la memoria colectiva de muchos.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión