Sociedad
ENTREVISTA EXCLUSIVA

Luciana Demichelis, la chica cuyas fotos admira el mundo

La joven de Ensenada recibió distinciones y premios en todo el mundo. Sus fotos hablan de una juventud latinoamericana, precariedad y búsqueda del goce.

Luciana Demichelis se convirtió en un ícono de las imágenes en donde se desenvuelve la noche del under platense. Sus fotos abordan la nocturnidad, las corporalidades, la relación con los aparatos, la electrónica, la digitalidad que atraviesa a los y las jóvenes que parecen encontrarse en un limbo intergeneracional.

A los 14 años, convocada por la incipiente era digital, donde el Fotolog, Flikr y los blogs comenzaban a cobrar sentidos sociales, Luciana empezó a buscar formas de contar esas cosas que vivía de maneras diferentes.

TE PUEDE INTERESAR

Por 30 pesos al mes, en el Pasaje Dardo Rocha, comenzó a formarse fotográficamente, sus tutores eran hombres que no veían con buenos ojos la inminente digitalidad de las imágenes.

Tiempo después, casi como metáfora del movimiento under, contrastando con los lenguajes más clásicos del Teatro Argentino de La Plata, fue la TAE (Teatro Argentino Escuela de Arte y Oficios) ubicada en el subsuelo del gran teatro, donde continuó sus estudios y se convirtió en trabajadora del espacio.

“La fotografía es muy abierta, te permite pensar el mundo que te rodea, trabajar en imágenes lo que uno siente, te permite procesarlo y materializar cosas” contó a INFOCIELO.

03_limbo_demichelisluciana_.jpg
Fotos del proyecto Limbo. Luciana Demichellis

Fotos del proyecto Limbo. Luciana Demichellis

¿Creés que es complejo ser mujer y realizar esta profesión?

El ambiente de la fotografía es muy patriarcal, muy paternalista por momentos, como sucede con los medios de comunicación en general. Salvando excepciones donde hay perspectivas más abiertas, siempre hay un lugar hacia la juventud femenina bastante despectiva. Muchas veces no se nos tomaba en serio.

Todo está en relación con ese discurso de que a la mujer no se la entiende. Generalmente los compañeros o tutores te decían que en tus imágenes no estabas pudiendo hacerte entender, en contraposición con las imágenes de esas personas, donde existía la legitimidad de que eso era visto como un discurso.

Es bastante transversal a la historia de la humanidad en relación a la figura feminizada, donde constantemente se les decía a las feminidades que no estaban pudiendo comunicarse de una forma entendible, porque tiene que ver con mirar el mundo desde otros cánones, que no son los de ellos.

Fue complejo porque siempre me venían a cuestionar cuánto sabía, con qué equipos trabajaba. Me ponían en duda mis elecciones a la hora de llevar adelante una producción, como si uno no supiera lo que está haciendo.

"Siempre veía fotógrafos varones, pero muchas veces me pasaba que cuando me reemplazaban en algún lugar, generalmente fotógrafos varones, después me volvían a llamar a mí porque sabían que resolvía las cosas de la mejor manera"

01_limbo_demichelisluciana_.jpg
Fotos del proyecto Limbo. Luciana Demichellis

Fotos del proyecto Limbo. Luciana Demichellis

¿Qué te atrajo de la noche platense?

Empecé a retratar la noche primero por una cuestión económica. Yo estaba trabajando en el Teatro Argentino bajo un contrato llamado "Sala y Escenario", estaba bastante precarizada porque no contaba con aportes y ganaba poco más que un salario mínimo. Mi forma de poder subsistir fue trabajar en la noche haciendo fotos.

La ciudad y la nocturnidad de La Plata es particular, no es algo tan visto que haya una chica joven. Siempre veía fotógrafos varones, pero muchas veces me pasaba que cuando me reemplazaban en algún lugar, generalmente fotógrafos varones, después me volvían a llamar a mí porque sabían que resolvía las cosas de la mejor manera y la gente se sentía cómoda con que yo realice ese trabajo.

También me pasaba que a partir de la cantidad de trabajo cultural que tiene -o tenía- la ciudad, esta presencia tan fuerte de las industrias creativas, un trabajo llevó al otro y ahí fui haciendo las imágenes.

05_limbo_demichelisluciana__.jpg
Fotos del proyecto Limbo. Luciana Demichellis

Fotos del proyecto Limbo. Luciana Demichellis

¿Qué pasó con todo este trabajo que venías haciendo y la pandemia?

En la pandemia se suspendió todo, entonces lo que hice fue empezar a revisar el archivo con material de esas noches. Hay mucho material que tenía olvidado, otros a los que nunca les había prestado la suficiente atención como para utilizarlos para proyectos más serios.

En la pandemia me metí para adentro, empecé a trabajar en mi propio archivo, a su vez produje una plataforma de fotografía que se llama freezer. En un inicio contaba con tres talleres que los dictaba yo y ahora cuenta con ocho talleres por mes, con diferentes rubros de fotografía tanto para quienes recién arrancan, como para aquellos que tienen un recorrido.

Además empecé a presentarme en algunas convocatorias, gané un convocatoria deI Threads Collective, después gané una beca de fotoperiodismo en Bilbao, otra beca para desarrollar un fotolibro, que es lo que estoy haciendo ahora. También para este año soy becaria de la Beca de Creación del Fondo Nacional de las Artes, donde estoy desarrollando un proyecto sobre el bombardeo a la petroquímica en Ensenada en el 55.

ejercicios-3052.jpg
Fotos del proyecto

Fotos del proyecto "Guay de ese día", de Luciana Demichellis

¿Cómo se relaciona tu ser local, de una chica criada entre Ensenada y La Plata, con tu trabajo?

Yo creo que mi trabajo tiene que ver muchísimo con lo local, pero al mismo tiempo trabajo con arquetipos, con imágenes que son universales. Quizás estoy comunicando lo que sucede en La Plata con una perspectiva donde podría ser cualquier lugar del mundo o Latinoamérica, puede representar muchas escenas locales. Son fotos donde no es necesario indicar que esto sucede en La Plata para que pueda llegar a entenderse.

Creo que es una decisión del fotógrafe buscar que ese territorio sea importante o no. A veces el mensaje puede transgredir las fronteras del territorio o, como es el caso del proyecto del bombardeo a Ensenada, es muchísimo más fuerte la idea del territorio.

En el caso de Limbo, donde trabajo con la nocturnidad en La Plata, quizás la gente que ve las fotos no piensan si son en La Plata. También sucede que la gente de la localidad las ve y puede reconocer que un espacio es Pura Vida, o 14 y 51, pero capaz alguien de San Luis o San Juan no lo llega a reconocer o mismo no le importa, porque no es fundamental saber de dónde es la foto para entender el proyecto.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión