Política y Economía
Aportante de lujo

¿Le financia la campaña? El FMI habilita más gasto social al gobierno de Macri

El gobierno obtuvo el permiso del Fondo para invertir 20.000 millones de pesos en materia social de cara a la campaña que podría costar un nuevo default al país.

En una campaña electoral que se prevé austera por parte de todos los partidos políticos, Cambiemos encontró su mayor aliado en el FMI. Tras aprobar la tercera revisión del programa económico, el organismo multilateral de crédito permitió al gobierno nacional invertir 20.000 millones de pesos más en ayuda social para contener la crisis.

El porcentaje del presupuesto previsto para inversión social pasará del 0,2% al 0,3% del PBI. Según el Fondo, la modificación del acuerdo en este aspecto servirá para “mitigar el impacto social de las políticas de estabilización necesarias”. El entendimiento le dio al gobierno una bocanada de aire en su búsqueda por llegar bien parado a las elecciones.

TE PUEDE INTERESAR

El único plan del gobierno nacional para que la crisis no implosione es el aumento de la asistencia a los sectores más golpeados por la política económica. En esta línea fue que Mauricio Macri anunció un aumento del 46% de la Asignación Universal por Hijo. Como ya anticipó INFOCIELO, los depósitos de los referentes sociales están repletos de mercadería oficial, lista para entregarse cuando sea necesario.

Días atrás, en una entrevista con FM CIELO, el economista de Claudio Lozano sostuvo que “la presencia del Fondo va más en función de una estrategia de respaldo del gobierno que de consistencia de la política que recomienda”. Y consideró que este año la función del FMI es que el gobierno “llegue a octubre”.

Ese es el acuerdo que el gobierno terminó de pulir con el organismo dirigido por Christine Lagarde cuando renegoció, en septiembre de 2018, que la totalidad del préstamo de 57.100 millones de dólares termine de entregarse durante 2019. En teoría, dicho monto le permitiría a Mauricio Macri y su equipo económico contar con los dólares suficientes para contener nuevas corridas cambiarias que sepulten sus chances electorales.

La misión para la Argentina del FMI, encabezada por Roberto Cardarelli, estuvo a fines de febrero en el país y aprobó el cumplimiento de los objetivos exigidos por el organismo para continuar con el envío de dólares. En las próximas semanas Hacienda recibiría unos 10.870 millones de dólares, en lo que significa el mayor desembolso del año. Luego restarían tres giros de 5.400 millones en julio, octubre y diciembre.

Ninguna de estas millonarias sumas garantiza la estabilidad de la economía y de las finanzas de un país frágil ante los vaivenes de la economía internacional y la falta de confianza a nivel local. El plan del gobierno es contener la crítica situación hasta octubre para pelear por la reelección. La campaña del gobierno nacional puede ser la más cara de la historia del país: que Cambiemos llegue a octubre puede costar un default.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión