Política y Economía
APERTURA DE SESIONES

Alberto Fernández, "a fondo" contra Macri y la deuda del FMI

Alberto Fernández inició investigaciones por administración fraudulenta y malversación de caudales públicos. Supeditó la negociación con el FMI al resultado.

El presidente Alberto Fernández anunció hoy, en el marco de la apertura de Sesiones Ordinarias del Congreso de la Nación, que irá “a fondo” contra el Fondo Monetario Internacional y los funcionarios argentinos que propiciaron la obtención de un préstamo de 55 mil millones de dólares, el más importante de la historia del FMI, al gobierno de Mauricio Macri.

Fernández anunció, por un lado, que promoverá una investigación penal contra las autoridades del Fondo y los funcionarios intervinientes, toda vez que, dijo, el crédito fue otorgado por razones estrictamente políticas, sin asesoramiento técnico ni jurídico, como un guiño de la administración de Donald Trump a la de Mauricio Macri.

TE PUEDE INTERESAR

“Una deuda tomada por un gobierno irresponsable, que obtuvo un crédito otorgado en su favor por motivos absolutamente políticos, merece un tratamiento adecuado a la hora de su revisión”, sentenció Fernández, que buscará que “nunca más se genere un endeudamiento asfixiante a partir de la toma de créditos irresponsables”.

Alberto Fernández contra Macri y el Fondo Monetario (FMI)

Alberto Fernández quiere investigar el crédito del FMI. Sospecha que hay administración fraudulenta y malversación de caudales públicos.

“Se desembolsaron 44 mil millones de dólares que sólo sirvieron para facilitar la salida de capitales especulativos con la anuencia de las autoridades de entonces”, narró Fernández, quien subrayó las dificultades que enfrenta el país por la forma de repago: en 2022, 18 mil millones; en 2023, 19 mil millones; en 2024 el pago de la deuda se cancela abonando 4.921 millones.

Por eso lanzó una dura sentencia: “endeudar al país de ese modo para posibilitar la más asombrosa fuga de divisas y que la toma de semejante crédito haya sido resuelta entre gallos y medianoches, sin intervenciones judiciales y técnicas previas, a espaldas del Congreso nacional, no puede ser visto de otro modo que una administración fraudulenta y una malversación de caudales públicos”, evaluó.

También vinculó el negocio del FMI con los trístemente célebres “Blindaje” y “Megacanje” de Domingo Cavallo y Fernando De la Rúa, previos al estallido de 2001. “En todos los actores aparecen los mismos actores, los mismos privilegiados que medran con las crisis y las mismas víctimas: argentinas y argentinos expulsados a la marginalidad de la miseria”, sostuvo.

“He instruido a las autoridades pertinentes para que formalmente inicien querella criminal para determinar quiénes han sido autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y malversación de caudales que nuestra historia recuerda”, continuó.

A la par, adelantó que la inquietud planteada “parece ser compartida” en el FMI, y que hay investigaciones internas que contemplan el caso argentino. Esa situación, adelantó Fernández, será tenida en cuenta a la hora de renegociar el pago de dicha deuda con el Fondo. “El acuerdo al que lleguemos con el FMI será resultado de todos los tópicos que se han mencionado. Apuro por acordar tienen los pícaros de siempre”, agregó, con firmeza.

“No elegimos el camino de incumplir. Preferimos plantear con firmeza esta realidad que responsabiliza a quienes fueron nuestros gobernantes, pero que también ha tenido responsables en el organismo de crédito internacional”, anunció. A la par, pidió que “quienes han sido responsables en el pasado reciente de sumir a la argentina en esta tragedia de endeudamiento brutal, reconozcan sus errores y al menos tengan sobriedad a la hora de pontificar sobre temas económicos y sociales que aquejan al país”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión