Sociedad
Nueva tendencia

Modo flexitariano: ¿los argentinos ya no somos carnívoros?

Una nueva tendencia de consumo llega a la Argentina: de qué se trata ser flexitariano, la nueva forma de alimentación que está creciendo.

Una nueva tendencia está mostrando un cambio de hábitos en los argentinos. Mientras siempre nos autopercibimos como una población "carnívora", de acuerdo con una encuesta realizada por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el 30% de los consultados declara que está reduciendo la proporción de carne en la alimentación, entrando en la categoría de flexitariano.

Pero ¿qué significa esta tendencia? Ser flexitariano hace referencia a un tipo de consumo en mayor parte vegetariano, pero flexible. Comenzó a usarse a principios de la década del 90 y crece a nivel mundial, al tiempo que ya comenzó a impactar en la Argentina, según un estudio.

TE PUEDE INTERESAR

Es que, de acuerdo a la encuesta realizada por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el 30% de los consultados declara que está reduciendo la proporción de carnes en la alimentación, entrando en la categoría de flexitariano.

image.png
El modo flexitariano de alimentación crece en Argentina

El modo flexitariano de alimentación crece en Argentina

Según afirmaron desde el organismo, “las principales causas son por temas de salud, recomendaciones de los médicos o la adhesión a iniaciativas como ‘Lunes sin carne’". Además, destacaron que la tendencia se está dando en todos los grupos etarios, pero se intensifica en los adultos, por el impacto de los problemas de salud y las recomendaciones médicas para la reducción de las porciones de carne.

En los más jóvenes, en cambio, la tendencia viene de la mano de la influencia del veganismo y vegerianismo, que en los últimos años tuvieron un aumento exponencial de adeptos que decidieron eliminar, de forma total o parcial, el consumo de carne y otros derivados de los animales o aquellos que en cuyos procesos de producción los maltraten o violenten.

En el estudio, sólo el 66% de los consultados de Argentina admitió no tener restricciones a la hora de comprar carne, mientras que el 3% se declaró vegetariano y el 1% vegano. El sector flexitariano, en tanto, oscila entre el 29 y 30%.

Según el relevamiento, cada argentino come, en promedio, 117 kilos de proteína cárnica por año: 52 kilos provienen de la carne vacuna, 49% del pollo y casi 17 kilos de cerdo y entre 1 y 2% de pescado y oveja.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión