Sociedad
SALUD EN PANDEMIA

Fiestas: cinco claves para no enfermarse con la comida

La comida para las fiestas suele prepararse con anticipación, lo que aumenta el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos. Mirá cómo evitarlas.

Para las fiestas de fin de año, los alimentos son preparados en gran cantidad y a veces, con mucha anticipación. Esta particularidad de la comida que suele ser la más esperada del año, aumenta los riesgos de las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) y, sumado a los riesgos para la salud que ya representa la pandemia del COVID-19, es importante ser riguroso con el manejo de los alimentos para mantener su inocuidad.

Para ello, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el organismo dependiente de la OMS en América, recomendó cinco claves para cuidar la salud de las ETA en las fiestas:

TE PUEDE INTERESAR

1. El agua y los alimentos son “seguros” cuando no tienen microbios peligrosos(bacterias, virus, parásitos u hongos), químicos tóxicos o agentes físicos externos (tierra, pelo, insectos, etc.) que son un riesgo para nuestra salud. Un alimento seguro es llamado también inocuo. El agua segura es aquella a la que se le ha aplicado algún tratamiento de purificación, el cual elimina los microbios y químicos tóxicos, haciéndola segura para beberla o utilizarla para preparar alimentos. Lavarse las manos con frecuencia no solo previene las ETA's sino también el COVID-19.

2. Asegúrese de que tanto usted como el lugar en el que se preparan los alimentos estén limpios. Los microbios peligrosos se encuentran en el suelo, el aire, el agua, los animales y las personas. Estos gérmenes se trasladan por medio de nuestras manos, los trapos o paños sucios y los utensilios de cocina, en especial, las tablas de cortar. Es común en las fiestas cocinar en familia y/o con amigos. Si es posible, este año no siga esa tradición y si lo hace, utilice mascarilla cuando prepare y sirva los alimentos, limite el número de invitados y restrinja el acceso a las áreas donde se manipulan los alimentos. Mantenga el distanciamiento físico para evitar contagios.

3. Los alimentos crudos, en especial la carne, el pollo, el pescado y sus jugos pueden contener microbios peligrosos que pueden contaminar otros alimentos crudos durante la preparación y el almacenamiento de la comida. Es conveniente mantener separados alimentos crudos de los cocidos para prevenir la transferencia de microbios y así evitar la contaminación cruzada.

4. Es muy importante cocinar los alimentos completamente para matar los microbios peligrosos que pudieran contener. Se debe prestar especial atención a alimentos como: la carne picada, enrollados de carnes, trozos grandes de carne y pollo, pescado, cerdo, huevos y productos como mayonesa, crema pastelera, etc.

5. Los microbios se multiplican rápidamente si los alimentos preparados se dejan a temperatura ambiente por más de dos horas. La comida debe estar bien caliente o bien fría, ya que a estas temperaturas, los microbios no pueden reproducirse.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión