Política y Economía
DIFUNDUDOR DE RUMORES

Fernando Iglesias: El diputado con derecho a sospechar sin pruebas

El diputado que busca ser reelecto por Juntos en CABA, Fernando Iglesias, asumió no tener pruebas, no arrepentirse de señalar mujeres, ni de esparcir sospechas

Anoche el diputado y candidato de Juntos, Fernando Iglesias, enfrentó a una especie de tribunal de periodistas en la señal de cable del Diario La Nación, que lo arrinconó para que pidiera disculpas.

Tal vez hayan llegado las encuestas que muestran un impacto negativo en los números a partir de los ataques misóginos del candidato y su colega Waldo Wolff, quien a diferencia de Fernando Iglesias, sí pidió perdón por sus tweets.

TE PUEDE INTERESAR

Llama la atención que el periodismo fanatizado con la oposición haya virado su discurso y haya mutado, y muteado, sus sonrisas irónicas y socarronas sobre Florencia Peña y las demás mujeres señaladas como posibles trabajadoras sexuales al servicio del poder ejecutivo en base a prejuicios, acusaciones sin fundamento y odio de género, pero también que "al aire" hayan reprendido al principal mentor de semejantes instalaciones basadas en su propias invenciones.

Al periodismo en campaña suele no interesarle demasiado si hay pruebas fundadas o si son simples rumores: si les sirve electoralmente van para adelante como si fuese "Watergate"... Pero esta vez recularon, y no les deben faltar razones para haberlo hecho.

"USTED TIENE QUE ARREPENTIRSE DE LO QUE DIJO"

Lo sucedido anoche en LN+, bajo la comandancia del "juez" Luis Majul y sus "conjueces" (también periodistas de ese medio), se erigió en un momento televisivo pocas veces visto al enfrentarse a un representante de Juntos por el Cambio.

NBoq_zF_UJvucMN_.mp4

El Diputado Fernando Iglesias dijo que se reserva el derecho a sospechar sin pruebas

Los habituales periodistas complacientes y que le festejan cada "ocurrencia", esta vez lo conminaban a que se "flagele" en cámara, y pidiera disculpas por sus tweets misóginos.

Pero el representante del pueblo de la Capital Federal no cedió, mantuvo su postura y justificó con argumentos dignos de un insano lo que declaró en los últimos días.

"¿No está arrepentido de haber hecho eso?". , le preguntó Luis Majul, con gesto adusto.

No", respondió rápidamente Fernando Iglesias.

"¿Pero hay una cosa un poco burlona y machista?... Un poquito o mucho... ", insistió Majul, cuando uno de sus compañeros de mesa repreguntó: "¿No pide disculpas por eso?", a lo que el representante de los ciudadanos replicó : "Yo repito lo que dije antes: Si yo tuviera pruebas, denunciaría... como no tengo pruebas, no denunció. A mí me parece bien que ustedes no compartan nada", les dijo, con tono de superado.

"En esta mesa vos dijiste los escándalos sexuales en Olivos se vivieron siempre con el peronismo", le recordó el periodista y ex "coach" de Cambiemos, Fernando Carnota, quien agregó: "Y dijiste 'En este gobierno también'... ¿Qué escándalo sexual sabés que haya sucedido en este gobierno?".

"Lo que yo estoy diciendo es que sería inverosímil con cualquier otro gobierno que no fuera éste u otro gobierno peronista, cualquier rumor de escándalo sexual", aseveró con total seguridad el Diputado Fernando Iglesias, mencionando por primera vez la palabra "rumor".

"Circulan por la Cámara de Diputados desde hace un año y circulan...", decía Iglesias cuando Majul lo interceptó en el aire y lo frenó subrayándole: "No reproduzcamos (sic) rumores", usando la primera persona del plural como haciéndose cargo, cual jefe de campaña, de los dichos de Iglesias.

"Yo me reservo el derecho de sospechar", replicó lacónico el diputado macrista.

Luis Majul, volviendo a un rol similar al de técnico de fútbol hablándole paternalmente a uno de sus dirigidos, le explicó a Fernando Iglesias nuevamente... "Si es un rumor, no lo repitas".

"Vos hacé lo que te parezca", le retrucó el "díscolo" legislador. A lo que Majul, prácticamente mostrándole sus "jinetas" le asestó: "Es que yo prefiero que no lo repitas", en tono imperativo.

"Yo tengo toda la libertad, como no tengo pruebas, de ser irónico", dijo en lo que quizás haya constituido el argumento más idiota en su defensa, porque se autocondena a admitir que difundió "chismes de pasillo", que muy probablemente lo lleven a su destitución y a infringirle un enorme daño electoral a la coalición a la que pretende representar nuevamente en elecciones.

Para finalizar, el Diputado Fernando Iglesias lanzó su ultima sentencia: "Me reservo el derecho a ser irónico", como único justificativo a esparcir sospechas sobre la integridad de las personas.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión