Judiciales y Policiales
DRAMÁTICO

Un nene de 11 años salvó a su mamá de un femicidio

Para evitar el femicidio, el nene tomó una moto, condujo las seis cuadras que separan su casa de la comisaría y pidió auxilio. Fue en Salta

Una situación dramática se vivió el domingo pasado en la Comisaría Nº 21 de la localidad salteña de Pichanal. Un niño de solo 11 años llegó hasta la sede policial para pedir ayuda porque en su casa estaba por ocurrir un tragedia: su papá golpeaba salvajemente a su mamá y estaba próximo a cometer un femicidio. Dijo si alguien no intervenía cuanto antes, la iba a matar. Así, les suplicó a los policías que la rescataran.

Los uniformados no esperaron un minuto, llegaron al domicilio a tiempo y salvaron a la mujer. El violento, por su parte, quedó detenido, aunque arrestarlo no fue tarea sencilla.

TE PUEDE INTERESAR

Fuentes judiciales indicaron que la dramática secuencia comenzó en una casa ubicada en la esquina de las calles San Juan y Antártida Argentina, en el asentamiento Francini. Allí, un hombre de 43 años comenzó a agredir a la víctima -madre de sus tres hijos- en medio de una discusión. De repente, el acusado tomó un arma y le dio un culatazo en la cabeza a la mujer que la dejó desmayada. La reacción del menor, que presenciaba la situación, no se hizo esperar y salió directo para la comisaría.

De acuerdo con lo que trascendió en medios locales, el chico supuestamente tomó una moto, condujo las seis cuadras que separan su casa de la dependencia policial y le pidió auxilio a los efectivos. Pero las fuentes consultadas por este medio aclararon que su supuesto viaje en moto todavía no pudo ser confirmado por María Sofía Fuentes, la fiscal Pichanal que intervino en la causa.

Pocos antes de que los agentes de la Comisaría N° 21 llegaran hasta la casa, el acusado notó que se acercaban, empuñó el arma y disparó un tiro al aire. La situación después se tornó más tensa. Ya con los policías de frente, el hombre de 43 años sacó de su ropa el arma pero rápidamente fue reducido. La pistola tenía cargadas cinco balas y había ya una vaina servida.

El violento quedó detenido.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión