Judiciales y Policiales Municipios
Con una cuchilla

Femicidio en Quilmes: mató a su expareja frente a sus hijos y se suicidó

Del femicidio fue víctima una mujer de 32 años. El agresor, de 53, la mató de diez puñaladas porque se le trabó el revólver. Se suicidó

Quilmes fue sacudido por un femicidio seguido de suicidio cuando un hombre atacó con una cuchilla a su expareja y la mató de al menos diez puñaladas delante de sus hijitos, para luego el agresor quitarse la vida, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió este domingo a la mañana en un domicilio ubicado en la calle Catamarca al 3900, del barrio La Cañada, donde una de las víctimas, Lía Aguirre García (32), de nacionalidad boliviana, residía junto a sus hijos de 6 y 8 años.

TE PUEDE INTERESAR

Personal de la comisaría Quinta de Quilmes arribó al lugar luego de un llamado de un vecino que les dijo que los dos menores se encontraban en estado de pánico tras haber presenciado una pelea entre su madre con su padre, Mauricio Beltrán Saravia (53), también nacido en Bolivia, y quien estaba separado de la mujer.

Este vecino contó a los efectivos que los niños le había dicho que "su padre habría matado a su madre" minutos antes.

Ante esta situación, los policías avisaron a la fiscal de turno, Mariana Curra Samaniego, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Quilmes, quien dio el aval para ingresar a la propiedad, en la que funciona un local poli rubro y una casa en la parte posterior.

Al ingresar, los efectivos encontraron los cuerpos de ambas personas junto a una pistola marcha Thunder calibre .380, con un cargador junto a ella, y una cuchilla con manchas hemáticas.

Rápidamente, la fiscal se dirigió al lugar y ordenó el relevamiento de las cámaras de seguridad y las pericias a cargo de la Policía Científica.

Según las primeras diligencias, Beltrán Saravia y Aguirre García se encontraban separados hace aproximadamente un año y medio y compartían un régimen de visitas con los hijos de ambos.

Un investigador indicó que al hombre le tocaba pasar el día junto a sus hijos y los fue a buscar a la casa de su exesposa.

Por motivos que se intentan establecer, comenzó una discusión entre ambos, en medio de la cual, el hombre sacó un arma de fuego y gatilló varias veces hacia la mujer.

"Hubo una discusión entre ellos y el hombre disparó, pero el arma se trabó. En el lugar se hallaron casquillos percutidos que se cree que se escuchó el estruendo pero no salió el disparo", dijo una fuente con acceso a la investigación.

Si bien una primera versión indicó que la mujer agarró una cuchilla que tenía en el local y le aplicó al hombre cinco puntazos en la zona del tórax, uno de los cuales lo hirió en el corazón, tras el análisis de las cámaras de seguridad del local se conoció que el hombre se quitó la vida tras apuñalar a su exmujer.

Las fuentes indicaron que la mujer fue apuñalada con una cuchilla al menos 10 veces en la zona del pecho, lo que le produjo la muerte en el lugar.

En tanto, el hombre se infligió cuatro puntazos en la zona del corazón, por lo que se desvaneció y murió en el lugar frente a sus dos hijos.

"Ella cayó muerta en el lugar mientras que él deambuló por el local, logró salir para ir para la casa y cayó fallecido en la parte de atrás", detalló uno de los pesquisas consultados.

Los cuerpos fueron trasladados a la morgue judicial de Quilmes para que se realice la operación de autopsia, añadieron los informantes.

Voceros judiciales señalaron que la pareja mantenía una relación conflictiva tras la separación y que el hombre tenía una denuncia en el Juzgado de Familia.

"Existe una restricción que no se pudo notificar porque no se encontró al hombre, aunque mantenían el régimen de visita con los chicos", detalló un investigador.

Por su parte, la fiscal Curra Samaniego caratuló al expediente como "femicidio seguido de suicidio" y aguardaba para las próximas horas los resultados de una serie de diligencias, entre ellas, el informe preliminar de las autopsias.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión