Judiciales y Policiales
EL FEMICIDA ERA TESTIGO PROTEGIDO

Brutal femicidio en Avellaneda delante de los hijos

Un hombre asesinó de un balazo en la nuca a su ex pareja y luego del femicidio se suicidó. La escena fue presenciada por los hijos. Fue en Avellaneda

Un hombre asesinó de un balazo en la nuca a su ex pareja y luego del femicidio se suicidó disparándose un tiro en la cabeza en una vivienda de la localidad de Dock Sud, en Avellaneda. La escena fue presenciada por los hijos de la pareja, de 12 y 6 años.

De acuerdo con las fuentes consultadas, las víctimas fueron identificadas como Carlos Matías Cristanchi, de 39 años, y Yésica Beatriz Núñez Verón, de 32.

TE PUEDE INTERESAR

El hecho se produjo en una vivienda ubicada en French al 700, casi en el cruce con Vicente López. Hasta allí llegó Cristanchi junto a su hijo mayor, aparentemente para buscar al hijo más chico.

En ese momento la pareja comenzó una discusión momento en que Cristanchi extrajo un arma de fuego de entre sus ropas y asesinó a Núñez Verón de un disparo en la nuca. A continuación, el hombre se disparó en la cabeza y cayó muerto, todo frente a sus hijos.

De acuerdo con información brindada este martes por Mauro Szeta, Cristanchi era custodiado por los uniformados de la Gendarmería Nacional Argentina (G.N.A.) debido a que era testigo protegido en una causa que involucra a miembros de la Policía Federal Argentina (P.F.A.) y de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (P.B.A.).

La fiscal de Avellaneda Laura Carvallal, quien interviene en el caso, caratuló los hechos como “Femicidio seguido de suicidio”.

PERPETEUA PARA EL ALBAÑIL ASESINO

Un albañil fue condenado a reclusión perpetua por el crimen de Sabrina Luján Antonioli Ango y el intento de homicidio de su esposo Juan Ignacio Plotycia en una vivienda del barrio Hipódromo de la ciudad bonaerense de La Plata en agosto de 2018.

La sentencia del Tribunal Oral Criminal (TOC) III de La Plata recayó sobre Marcelo Oscar Doval, quien fue encontrado culpable de los delitos de “homicidio doblemente calificado criminis causa y alevosía, tentativa de homicidio doblemente calificado criminis causa y con alevosía y robo calificado por el empleo de arma, todos en concurso real”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión