Sociedad
¿REINA CORNUDA?

El romance de Felipe de Edimburgo en la Provincia de Buenos Aires

Desde hoy la Reina Isabel II de Inglaterra es viuda. Su esposo Felipe de Edimburgo murió a los 99 años. Su historia de "amor bonaerense" fue un secreto a voces

Se llamaba Magdalena Nelson y fue la viuda porteña con campos y caballos de Polo en Lobos, Provincia de Buenos Aires, que enamoró al marido de la Reina Isabel II de Inglaterra, Felipe de Edimburgo, que acaba de fallecer a los 99 años. Se la conoció como la 'amante' del jet set argentino.

"Malena" Nelson Hunter de Blaquier como se hacía llamar en lugar de Magdalena (nombre que jamás le gustó) murió hace apenas 5 años a los 100 exactos.

TE PUEDE INTERESAR

La "gran dama de la sociedad argentina" como solían mencionarla, había celebrado sus siglo de vida con su numerosa familia.

A algunos de sus nueve hijos, nietos y bisnietos los juntó en una comida en el palacio Errázuriz, una de las mansiones más elegantes que sobreviven al paso de los años en el barrio de Recoleta, en Buenos Aires. Cuatro días después, el 27 de noviembre de 2016, Malena murió en CABA y con ella se marchó una de las mujeres que más revolucionó a la alta sociedad porteña.

Malena Blaquier nació como la hija del medio de Julia Hunter Soler y Juan Manuel Nelson. Tenían dinero de la Farmacia Nelson, de Florida y Diagonal Norte.

Con 20 años, en 1937, se había casado con Silvestre Blaquier Elizalde Oromi, hijo de una de las familias más ricas de la Argentina y "el hombre más guapo del país", según recuerdan las crónicas de entonces.

Su boda fue retransmitida por la radio y se convirtió en el acontecimiento del año.

Madre de nueve hijos –Mercedes, Juan José, Magdalena, Dolores, María Teresa, Agustina, Eduardo, Marina y Julia Elena–, Malena enviudó muy joven.

Tenia solo 42 años cuando un tifón destruyó el avión Beechecraft que llevaba a Silvestre por el mar Caribe, en 1959.

Entonces, la aristócrata comenzó a gestionar el complejo agroinsdrustrial familiar, la propiedad más señorial de la familia llamada "La Concepción", una estancia de 6.000 hectáreas en Lobos, Provincia de Buenos Aires, a 124 kilómetros de La Plata, donde se celebraban los encuentros familiares.

Esa casa ocupó varios titulares cuando Felipe de Edimburgo se alojó en ella en 1962.

El príncipe consorte de Inglaterra viajó a nuestro país, en una estrategia económica del Gobierno británico con el argentino para evitar el golpe de Estado al entonces presidente Arturo Frondizi, con quien tenían buenas relaciones comerciales y no querían perderlas.

Screenshot_20210409-100038_Chrome.jpg
Dos épocas del extenso matrimonio entre Felipe de Edimburgo y la Reina Isabel II de Inglaterra.

Dos épocas del extenso matrimonio entre Felipe de Edimburgo y la Reina Isabel II de Inglaterra.

Sin embargo, el 27 de marzo de ese mes las Fuerzas Armadas decidieron deponer al presidente sin importarles la presencia de Felipe, el marido de la Reina de Inglaterra.

Fue entonces cuando la viuda de Blaquier, a quién había conocido por su común amor por los caballos de polo, le ofreció trasladarlo a Lobos y alojarlo allí, en "La Concepción".

Fue cuando Malena, viuda de Blaquier, contaba orgullosa que: "Felipe compartió la granja con mis hijos y yo, además del matrimonio que nos cuida. Era muy simpático, un hombre muy gracioso, atento, tranquilo...", inclusive llegó a decirlo públicamente, ella misma en una entrevista.

Pero eso fue "lo más" que admitió de su cercanía a Felipe, quien era 6 años menor que ella.

Desde esa estancia del duque en "La Concepción" se comenzó a rumorear del supuesto "affaire" que mantuvo la pareja. Algo que Malena negó en alguna entrevista: "Lo único que me une al duque es nuestra pasión por el polo. Es un disparate. Felipe de Edimburgo vino a la estancia por el polo y yo siempre fui a Windsor por el mismo motivo”, contestó alguna vez sobre los rumores.

Sin embargo, en el año 2013, una de sus nietas más famosas, Concepción Cochrane de Blaquier, desdijo a su abuela en una entrevista en el diario ABC de Madrid: "Me contaron que mi abuela tuvo un amorío con Felipe de Edimburgo", dijo.

Otra de sus nietas conocidas es Nieves Zuberbüler, quien también emparentó a su familia con la realeza tras casarse con Julio Mario Santo Domingo III, heredero de la mayor fortuna de Colombia, y cuñado de Andrea Casiraghi.

La modelo y actriz Ginette Reynal, también nieta de Malena Nelson de Blaquier, jamás expresó nada de modo público acerca del romance.

¿Se animará a contar algo ahora que ambos protagonistas ya no están?

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión