Política y Economía
TRAS LA REUNIÓN DE MINISTROS DE EDUCACIÓN

La FEB mostró preocupación por el ritmo de contagios

La presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrachi, dijo que de ser necesario "se suspendan temporalmente las clases presenciales"

Luego de la reunión de ministros de Educación de todo el país, que ratificó las clases presenciales pese a la segunda ola de contagios, la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses ( FEB), Mirta Petrocini, exigió que “ se garanticen las medidas de resguardo de docentes y alumnos” y de ser necesario “se suspendan temporalmente las clases presenciales”.

Según indicaron desde la cartera nacional durante el encuentro de ministros, solo el 0,12% de los alumnos matriculados de todo el país presentó coronavirus y la gran mayoría no se detectó en los colegios sino en otros ámbitos.

TE PUEDE INTERESAR

Sin embargo, desde la FEB se mostraron preocupados ante el avance acelerado de los casos en la segunda ola, y Petrocini remarcó que “donde haya necesidad de resguardo por el aumento de contagios o por saturación o colapso del sistema de salud, las autoridades sanitarias y educativas serán las responsables de definir la suspensión de clases”.

En este sentido, la presidente de la FEB indicó que “más allá de las definiciones en términos generales que toman los gobiernos nacional y provinciales y que luego se toman en las diferentes jurisdicciones, ya existen zonas o distritos de alto riesgo que deben activar y extremar medidas de prevención y resguardo de la salud, como lo es la suspensión de clases presenciales”.

Asimismo, según expresó el organismo a través de un documento, “se pudo relevar que, en términos generales, contando con varios inconvenientes puntuales, los protocolos se garantizan y se respetan en las escuelas, pero existe un incremento exponencial de la curva de contagios en muchos distritos de la Provincia”.

¿Qué ocurre con las clases en los países de la región?

Los países vecinos se encuentran transitando también la segunda ola de la pandemia con efectos similares o peores a los que comenzaron a verse en Argentina esta semana.

En Uruguay, que presentó la tasa más alta del mundo de casos por millón de habitantes, luego de una apertura total de las cales debió cerrarlas temporalmente del 24 de marzo al 9 de abril.

Por su parte, Brasil, un caso paradigmático en el mundo y en donde se habla de la posibilidad de que durante abril ocurran 5 mil muertes diarias, cada Estado toma su propia decisión por lo que Río de Janeiro cerró totalmente las escuelas y San Pablo presenta una alerta roja.

Mientras que en Chile, donde también la decisión recae en cada Departamento, las escuelas que se encuentran en las zonas donde se decretó cuarentenas realizan clases a distancia.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión