Sociedad
ANÉCDOTA DESOPILANTE

Maradona, Fantino y la del "negro de WhatsApp"

En su programa, Alejandro Fantino contó del regalo que le hizo Maradona al volver de Cuba y que, por vergüenza, ocultó durante años. Le llamó "La Matraca"

El programa de Fantino transcurría dentro de la habitualidad de su ciclo de todas las tardes, siendo el centro, como es lógico, la temática del recuerdo a Maradona.

En tren de contar anécdotas graciosas, curiosas y poco conocidas del ídolo que se fue hace 2 días, estaba como invitado Gastón Granados, intendente interino de Ezeiza e hijo de Alejandro Granados, ambos muy amigos de Diego desde hace años.

TE PUEDE INTERESAR

Luego de varias historias exóticas que tuvieron a Maradona como protagonista, Fantino decidió sincerar algo que nunca había contado al aire. Pidió permiso y preguntó a alguien de detrás de cámara si era el horario oportuno para narrar semejante anécdota "¿se la van a bancar?" preguntó el conductor como buscando complicidad frente a algo muy "border" que estaba por blanquear.

Comenzó entonces el relato de una de las anécdotas más bizarras y generadora de suspicacias acerca de los motivos por los que Diego le regaló lo que le regaló.

Al volver de uno de sus viajes a Cuba, Diego Maradona le trajo 2 obsequios, según contó Fantino. Uno fue un cuadro enmarcado del Che Guevara y el otro algo que el conductor definió como "La Matraca", y que el espectador supone se trataba de un consolador de un tamaño desproporcionadamente grande para pegar con una ventosa a un vidrio.

15578455293413.jpg
El famoso Negro de WhatsApp, nombrado por Fantino en su anécdota del regalo de, Maradona

El famoso Negro de WhatsApp, nombrado por Fantino en su anécdota del regalo de, Maradona

Fantino definió el regalo como "más grande que la del negro de WhatsApp" y se preguntó además "que iba a hacer yo con eso, encima era negra" dijo, llamando la atención por el detalle de su comentario.

Luego Fantino ante su ya azorada audiencia, tanto en el piso del estudio como en sus hogares, explicó la vergüenza que pasó cuando su empleada doméstica, ordenando el cajón de las medias, encontró envuelta en pañuelos "la matraca" que había escondido Fantino en el fondo de ese cajón, para no tirarlo porque se trataba de un regalo que le había dado Diego, aunque le abochornaba la idea de que otra persona lo descubriera.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión