Política y Economía
La crisis de las multinacionales

Por qué Falabella y Walmart se colgaron el cartel de venta

De la caída de las ventas al sopapo de la pandemia. Falabella y Walmart evalúan retirarse del país después de varios años en crisis.

Falabella y Walmart anunciaron este lunes sus intenciones de buscar un socio estratégico para sus filiales en Argentina en medio de la evaluación de opciones de rentabilizacion de las operaciones en Argentina. Ambas firmas entregaron los respectivos mandatos de venta, al banco de inversión Columbus Merchant Banking y al banco Citibank, respectivamente.

La pandemia del coronavirus parece haber acelerado la crisis que tenía a mal traer a las empresas radicadas en el país. No hay que irse tan atrás para recordar el ajuste de Falabella cuando cerró su emblemático local en calle Florida 665 ante las bajas ventas. Fue durante el gobierno de Mauricio Macri, en febrero de 2019.

Durante el gobierno anterior, no sólo Falabella y Walmart se las vieron negras, sino que muchas de las firmas más reconocidas fueron obligadas convocar a acreedores, a presentar planificaciones de prevención de crisis, a despedir trabajadores y hasta a cerrar plantas para poder subsistir en Argentina.

falabella.jpg
En febrero del año pasado, Falabella debió cerrar su emplemático local de Florida por la caída en las ventas.

En febrero del año pasado, Falabella debió cerrar su emplemático local de Florida por la caída en las ventas.

Además de Falabella y Walmart, durante los cuatro años anteriores, Peugeot, Pepsi, Carrefour, Burger King, Renault, Honda, Imperial Cord, Wrangler y Lee (que pertenecían a VF Corporation), Fate, Metalpar, Editorial Atlántida, Avianca y Hitachi, cerraron establecimientos y masificaron despidos. Por su parte, Persicco, Flecha Bus, Ay Not Dead y la productora de alfajores Grandote llamaron a concurso de acreedores.

Fue en ese marco que la cadena Walmart entró en crisis y consecuentemente aplicó un ajuste radical en todo el país: vendió 12 locales a la empresa DIA% y dejó sin trabajo a más de 200 personas, cerró el centro comercial que tenía en el DOT Baires Shopping; el ajuste también lo aplicó en 13 locales y despidos en La Plata y Avellaneda; y desafectó a trabajadores en Neuquén.

Fue entonces que la multinacional norteamericana Walmart se intentó enfocar en hacer crecer el comercio online y potenciar su cadena Changomas, de supermercados mayoristas que ofrecen mejores precios en tiempos de crisis. Sin embrago, la pandemia del coronavirus potenció el conflicto comercial y ahora Walmart busca sumar un socio o comprador para sus operaciones locales y con este objetivo le entregó un mandato de venta de su filial argentina al banco Citibank.

Según la AFIP entre 2016 y 2019, cerraron más de 9.000 empresas, el nivel más alto desde el 2005, y unas 305 presentaron procedimientos de prevención de crisis (PPC). El 2018 fue uno de los peores años para el macrismo en cuanto a los pedidos de PPC, con 146 firmas que pidieron mediación para llegar a un acuerdo con sindicatos para evitar despidos y quiebras. Una situación gravísima que no tuvo tiempo en remontar porque rápidamente se vio azotada por una pandemia paralizante económicamente.

Falabella anunció este lunes sus intenciones de buscar un socio estratégico para sus filiales en Argentina en medio de la evaluación de opciones de renatabilizacion de las operaciones en este país.

La empresa chilena, que parece seguir los pasos de Latam, emitió un comunicado en cual confirmó el cierre de cuatro tiendas en el país –dos de Falabella y dos de Sodimac- puntualmente en la provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires, debido a la crisis económica generada por la pandemia.

Falabella Walmart I.jpg
No sólo Falabella. Durante el macrismo, Walmart aplicó un ajuste radical en todo el país.

No sólo Falabella. Durante el macrismo, Walmart aplicó un ajuste radical en todo el país.

“Falabella se encuentra evaluando opciones de rentabilización de las operaciones de sus filiales en Argentina, las que podrían incluir el ingreso de un socio estratégico para las mismas”, expresa el comunicado publicado hoy.

El gigante chileno Falabella le otorgó un mandato de venta al banco de inversión Columbus Merchant Banking para que le encuentre un comprador a todos sus negocios locales, incluyendo las tiendas departamentales, su cadena de homecenters Sodimac y la tarjeta CMR.

Según indicaron, “la pandemia aceleró el proceso de digitalización del retail y ha afectado sus resultados. Para adaptarse a esta nueva tendencia y hacer sustentable la operación en el tiempo, Falabella y Sodimac han determinado cerrar cuatro de sus tiendas en Buenos Aires en los próximos meses”.

Las tiendas que cerrarán sus puertas son: dos Sodimac ubicados en Villa Tesei, partido de Hurlingham y el del partido de Malvinas Argentinas; y dos Falabella, el local de Florida 343 en la Ciudad de Buenos Aires y el del Tortugas Open Mall.

“Para acompañar este proceso –informaron desde Falabella- se ha resuelto la implementación de un retiro voluntario. Este plan, también, incluye a trabajadores de las oficinas centrales”. Además, “aquellos colaboradores de las tiendas que serán cerradas tendrán la alternativa de ser reubicados en otra tienda sucursal”, sostuvo Falabella en el comunicado.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión