Política y Economía
GIRO EN LA CAUSA

Caso Facundo: podrían apartar a la jueza y ordenan nuevos allanamientos

Dos fiscales de la causa decidieron pedir el apartamiento de la jueza Marrón y la Cámara Federal ordenó allanar una comisaría.

Tras largas semanas de pocas novedades, la causa por la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro, el joven que salió de su casa "a dedo" el pasado 30 de abril y su cuerpo fue hallado cinco meses después en una zona despoblada, tendrá un vuelco sustancial en relación al foco de la investigación.

Dos de los tres fiscales del caso Facundo, Héctor Andrés Heim y Horacio Azzolín, recusaron a la jueza María Gabriela Marrón, quien continúa firme en la investigación pese a los reiterados pedidos de ser apartada, por haber mostrado una actitud parcial a lo largo del caso.

TE PUEDE INTERESAR

Antes, los pedidos de apartamiento habían nacido de la familia y habían sido revocados por la Cámara Federal de Bahía Blanca. Esta vez, la decisión podría ser otra.

Pero al nuevo pedido de recusación de la jueza Marrón, se le suma que el fiscal Santiago Ulpiano Martínez, podría haber presentado su “excusación” para seguir al frente de la causa. Así se lo confirmaron a INFOCIELO los defensores de la madre del joven, Cristina Castro.

Esto a las claras significaría una victoria para la familia y los abogados Luciano Peretto y Leandro Aparicio, quienes desde el principio de la investigación (cuando todavía Facundo permanecía desaparecido) aportaban pruebas que incriminaban a la policía bonaerense de Villarino. Durante las primeras semanas –momento clave en cualquier investigación-, tanto la jueza Marrón como el fiscal Ulpiano Martínez se negaron a detener a los uniformados que aseguraron haber detenido al joven de 22 años, así como ampliar medidas de pruebas en relación a la hipótesis de la desaparición forzada en manos de la institución policial.

“Son muy buenas noticias, sobretodo para la familia. Los dos fiscales, Heim y Azzolín, decidieron recusar a la jueza (Marrón). Por su parte la Cámara revoca la apelación con la que nos habían negado los allanamientos en Origone y otras zonas. Además, el fiscal Martínez podría haberse excusado de seguir al frente de la causa”, le dijeron a este medio integrantes de la querella.

Uno de los puntos principales respecto al giro de la causa tiene que ver con la decisión de la Cámara Federal de Bahía Blanca en ordenar que se realice un nuevo allanamiento en el puesto policial de Teniente Origone, en donde se había encontrado un elemento de Facundo. Al mismo tiempo, se pidió que se secuestren todos los teléfonos personales y oficiales de los policías que tuvieron contacto con el joven oriundo de Pedro Luro.

Esto posa las miradas sobre el rol que ocuparon los oficiales Alberto González, Jana Curuhinca, Siomara Flores y Gabriel Sosa. Los policías que cambiaron al menos dos veces su versión de los hechos y a quienes se les llegó a encontrar fotos del DNI de Facundo Castro en su teléfono, como fue el caso de Jana Curuhinca.

Además, son los policías que intercambian mensajes que también fueron borrados y mostraban una evidente relación con la desaparición de Facundo. “Quedate tranqui Jani, que nadie sabe que fuimos nosotros”, decía uno de los mensajes que le mandó Sosa a Curuhinca.

facundoastudillocastro-988369.jpg
Caso Facundo: podrían sacar a la jueza y se apartaría uno de los fiscales

Caso Facundo: podrían sacar a la jueza y se apartaría uno de los fiscales

En detalle, la Cámara aseguró que el nuevo allanamiento “se debe realizar sobre la totalidad de los ambientes y dependencias interiores, edificación y/o instalación del predio exterior que forme parte del Puesto de Vigilancia Policial de Teniente Origone, para la búsqueda y recolección de toda clase de rastros (biológicos o muestras de ADN, huellas, cabellos y fibras, incluidos aquellos correspondientes a fauna cadavérica, sedimentos, micro algas, entre otros); debiendo realizarse la búsqueda de sustancias hemáticas mediante el empleo del dispersado de luminol en la totalidad de los ambientes de las instalaciones”.

Tal como comunicó la Comisión Provincial por la Memoria, parte de la querella, en sus fundamentos, “la Cámara sostuvo que ya existían en el expediente judicial pruebas que justifiquen este allanamiento: el hallazgo de un cabello que pertenecería a Facundo en el patrullero que el 30 de abril conducía Alberto González, en ese momento a cargo del puesto policial de Teniente Origone; el amuleto de Facundo encontrado en un viejo calabozos del destacamento y la declaración de una testigo de identidad reservada que dijo haber escuchado a funcionarios municipales comentar que en la comisaría de Origone se hallaron prendas de Facundo y que se ordenó que se las haga desaparecer”.

depwdpeih8h78kfyj7gz.jpg
Caso Facundo: podrían apartar a la jueza y se apartaría uno de los fiscales

Caso Facundo: podrían apartar a la jueza y se apartaría uno de los fiscales

LAS PRUEBAS QUE APUNTAN CONTRA LA POLICÍA

Las pruebas que apuntan a la policía bonaerense son varias: el 15 de agosto apareció un esqueleto en la zona de Villarino Viejo, denominada “Cabeza de buey”. Semanas después, integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) confirmaron que se trataba de Facundo. En esa zona inaccesible no apareció su mochila, pero sí una zapatilla del joven.

La misma estaba en un estado casi impecable, pese a que habían pasado cuatro meses desde su desaparición, (y se supone) en medio del barro y las condiciones inclementes del tiempo. Un mes después, un pescador dio aviso de la aparición de una mochila: resultó ser la de Facundo.

En la mochila del joven, estaban todas sus pertenencias. Absolutamente todas (incluyendo toda su ropa), pero faltaba su DNI y una tarjeta de débito. Casualmente, una de las oficiales que dijo detener a Facundo en la ruta, tenía una foto de ese DNI en su celular. La foto había sido borrada, después de testificar que el joven “no llevaba cédula de identidad”.

Sin embargo, hay más: los fiscales de la causa confirmaron que un móvil de la policía de prevención local de Bahía Blanca había estado en la zona donde apareció el cuerpo, el 8 de mayo (una semana después de la desaparición de Facundo), durante unos 35 minutos. Ese es el mismo móvil donde se encontró la piedra turmalina de Facundo, en el baúl.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión