Política y Economía
PANORAMA

En Europa no pasa

La sexta ola de la pandemia por coronavirus golpea Europa, con consecuencias de toda índole, en la política, la economía y la sociedad.

Europa atraviesa la sexta ola de la pandemia por coronavirus, con Ómicron como principal variante de contagio. Millones de personas se han contagiado y millones lo harán en los próximos meses. Hans Kluge, director regional europeo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo en conferencia de prensa, que durante la primera semana de 2022 siete millones de europeos han contraído el coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que el 50% de la población europea se contagiará en los próximos meses. El dato no es alentador para los sistemas sanitarios que se encuentran estresados. Hay un punto que es positivo: las vacunas funcionan. “Tomando el ejemplo de Dinamarca, donde los casos de Ómicron se han disparado en las últimas semanas: la tasa de hospitalización para pacientes no vacunados fue 6 veces más alta que para aquellos que estaban completamente vacunados en la semana anterior a Navidad”, explicó Kluge.

TE PUEDE INTERESAR

https://twitter.com/WHO_Europe/status/1480848451655311360

Estas palabras están en sintonía con un informe del sistema de salut catalán, publicado por La Vanguardia. El trabajo indica que los mayores de doce años no vacunados tienen 2,4 veces más posibilidades de quedar hospitalizados y 4,6 veces más de quedar en cuidados intensivos.

Francia es tal vez el país donde mayor cantidad de contagios hay. Algunos días se han superado los 300 mil positivos. Emmanuel Macron, presidente francés, dijo a Le Parisien que quiere “joder” a los no vacunados. Sus dichos generaron un terremoto político en un año donde habrá elecciones presidenciales en Francia. El objetivo de Macron es transformar el pase sanitario en un pase de vacunación. Varios países de Europa exigen el pase sanitario para el desarrollo de la vida social. El presidente francés buscó dar un paso más y que la Asamblea Nacional -órgano legislativo- apruebe la medida que entraría en vigor el 15 de enero. En el momento en el que se escriben estas líneas parece que el pase de vacunación se retrasará.

Italia, a diferencia de Francia que intenta establecer la obligatoriedad de la vacuna de manera indirecta, tomó otro camino. El 5 de enero, luego de la reunión del Consejo de Ministros presidido por Mario Draghi, se estableció la obligatoriedad de la vacuna para los mayores de 50 años. El objetivo, según el primer ministro, es "preservar el buen funcionamiento de los hospitales y, al mismo tiempo, mantener abiertas las escuelas y las empresas".

La discusión por la obligatoriedad de la vacuna se ha instalado en el continente. Austria, por ejemplo, decidió que serán obligatorias a partir de febrero. Quienes no lo hagan deberán pagar una multa de 600 euros. En los últimos días este plan parece tambalearse por algunas dificultades técnicas que implica la vacunación obligatoria, sobre todo al momento de conseguir el apoyo de la oposición.

Polonia es la otra cara de la moneda. Esta semana dimitieron 17 miembros del Consejo Médico que asesora Mateusz Morawieck, primer ministro. "Al mismo tiempo, hemos observado la creciente tolerancia del comportamiento de negar la COVID-19 y la importancia de la vacunación en la lucha contra la pandemia, que también se refleja en declaraciones de miembros del Gobierno o funcionarios estatales", indicaron los profesionales sanitarios a través de un comunicado recogido por la agencia EuropaPress.

En Polonia gobierna el partido de ultraderecha Ley y Justicia, famoso por pensar que el movimiento LGTBI es una ideología que debe estar alejada de la sociedad y por ejercer un férreo control de los contenidos educativos, considerando que cualquier cosa que no sea una familia tradicional está mal.

El regreso de Il cavaliere

El próximo 24 de enero se celebrarán las elecciones presidenciales en Italia, luego de que el actual presidente Sergio Matarella anunciara que no desea continuar en el cargo. Italia es una república desde 1946. Ese año -y a través de un plebiscito- se le preguntó a la sociedad qué tipo de gobierno quería tener. La república se impuso sobre la monarquía por un estrecho margen. La figura del presidente tiene como objetivo representar a toda la sociedad y ser un salvoconducto en épocas de crisis. Quien ejerce el poder real es el presidente del Consejo de Ministros, que es conocido como primer ministro.

El parlamentarismo es un sistema diferente al Argentino, y es el más común en Europa. Matarella contaba con el apoyo de todas las fuerzas para seguir pero decidió no hacerlo. Ahora la derecha italiana propone a Silvio Berlusconi, quien fuera primer ministro en tres oportunidades. El ex presidente del AC Milan cuenta con el apoyo de la Liga, Hermanos de Italia, Unión del Centro y Nosotros con Italia -todos partidos de derecha-. Su figura es controvertida ya que tiene varios frentes judiciales abiertos.

berlusconi putin.jpg
El nombre de Silvio Berlusconi vuelve a pronunciarse fuerte en Europa

El nombre de Silvio Berlusconi vuelve a pronunciarse fuerte en Europa

Por otra parte, la izquierda rechaza la posibilidad de que Berlusconi sea presidente del país. El puesto se pensaba que sería ocupado por el propio Mario Draghi, ex presidente del Banco Central Europeo. Draghi es famoso por ser el hombre que salvó al Euro en la crisis financiera del 2008. Su figura despierta consenso, a tal punto que el presidente Matarella lo llamó para formar un gobierno técnico porque las fuerzas políticas no se podían poner de acuerdo para formar gobierno.

En Italia los juegos de palacio en la política están a la orden del día y el 24 de enero parece cerca pero puede ser una eternidad. Si quieren saber más sobre Berlusconi les recomiendo el documental “My Way”, que se puede encontrar en las plataformas.

Reino Unido: fiesta para pocos

Boris Johnson, primer ministro británico, vive sus horas más difíciles y, tal vez finales, como principal residente de el número 10 Downing Street (sede del gobierno británico). La cadena de televisión ITV publicó la información de que en mayo del 2020 se celebró una fiesta en los jardines de la residencia ministerial.

En la fiesta participaron el primer ministro y su esposa junto a 40 personas. En ese momento el gobierno británico había prohibido las reuniones sociales. Las invitaciones se hicieron a través de correo electrónico y se alentaba a que los asistentes “trajeran su propia bebida”. Las diversas fiestas que se celebraron en la casa gubernamental han generado un malestar muy grande en el pueblo británico. Johnson fue uno de los grandes promotores del Brexit: el mecanismo por el cual Reino Unido abandonó la Unión Europea.

El actual primer ministro conservador prometió una vuelta al primer plano internacional del país, algo que parece muy alejado. La explosión de casos de covid y las trabas migratorias han generado una gran crisis: durante un tiempo faltaron muchos suministros en los supermercados porque no había camioneros -la mayoría eran inmigrantes-.

El escándalo por la fiesta fue tal que Johnson debió dar una conferencia de prensa donde dijo que estuvo mal y asumió la responsabilidad. El primer ministro había dicho que se trataba de una reunión de trabajo, pero las investigaciones han demostrado lo contrario.

Esta semana la tensión aumentó más al conocerse que en abril de 2021 se celebró otra fiesta. La noticia no impactó por las restricciones sino porque era tiempo de luto nacional por la muerte de Felipe, el duque de Edimburgo y esposo de la reina Isabel. El nuevo escándalo provocó que se deberían pedir disculpas a la monarca, una de las figuras con mayor imagen positiva para el pueblo británico.

Carne, carne, carne

Casi como un nado sincronizado, dos ministros, uno de Alemania y otro de España, pusieron sobre la mesa la discusión por el consumo de carne en sus países. En una entrevista a The Guardian, Alberto Garzón, ministro de consumo español, criticó a las macro granjas de producción animal.

Estos establecimientos productivos son similares a los “feedlot” criollos. Muchos animales en poco espacio. El funcionario considera que este tipo de industrias no son compatibles con los desafíos que genera el cambio climático y opina que los españoles deben bajar el consumo de animales. Garzón sostiene que muchas de las críticas que recibe son de hombres porque “sienten que su masculinidad se vería afectada al no poder comer un trozo de carne o hacer un asado”.

En Alemania se vivió en los últimos días una situación similar. Cem Özdemir, ministro de agricultura por Los Verdes, sostuvo que es necesario que no haya más “precios basura para los comestibles”, dentro de los que se encuentra la carne. Özdemir es vegetariano.

El ministro alemán cree que la carne debería costar más pero no transformarse en un producto de lujo. En Alemania, a diferencia de Argentina, hay mucha producción a pequeña escala. Los productores aseguran que sus márgenes son muy justos. La pelea de Özdemir no es sólo con el exceso del consumo de carne sino también con los productos que tienen excesos en azúcares y grasas saturadas.

Alemania ha comenzado a vivir una serie de cambios luego de que a finales del año pasado los socialdemócratas ganaran las elecciones y formaron gobierno en coalición con Los Verdes (ecologistas) y los liberales. Al gobierno se lo llama semáforo por los colores de los tres partidos. Olaf Scholz es el actual Canciller (principal cargo ejecutivo) que reemplazó a Angela Merkel tras 16 años en el poder. El cambio de gobierno en Alemania supone un cambio en la agenda europea de los próximos años, con mayor participación de políticas sociales y ambientales.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión