Política y Economía
Campaña oficialista

El despertar del dólar y el primer obstáculo de la estrategia oficialista para ganar las PASO

La idea de Cambiemos de utilizar la estabilidad Cambiaria de los últimos dos meses como punta de lanza para encarar la campaña de cara a las próximas PASO empieza a relativizar su efectividad. Es que, la divisa norteamericana subió por segundo día consecutivo y con fuerza.

Desde que el presidente Mauricio Macri anunció la fórmula con Miguel Ángel Pichetto para las próximas elecciones, el valor del dólar de planchó y días después la tendencia se asentó para convertirse en la principal estrategia electoral del Gobierno: un dólar calmo que lleva a la desaceleración inflacionaria y delinear la grieta asociando al kirchnerismo con el cepo.

Además, la estabilidad cambiaria viene siempre acompañada de la confianza de los mercados en el sistema financiero por lo que empuja casi de inmediato al macrismo hacia arriba en las encuestas. Estrategia que acompañan a otro factor clave como lo es la desaceleración de la inflación que ayer marcó oficialmente 2,7% en junio luego de un mayo con 3,1% del IPC; y el estímulo en el consumo con programas como Ahora 12, Procrear, ANSES, etcétera.

TE PUEDE INTERESAR

La coyuntura económica es un factor fundamental a analizar en campaña por los dirigentes politicos. De hecho, según un moniotoreo de opinión pública a nivel nacional elaborado por Managament & Fit, los temas económicos representan la principal preocupación de los ciudadanos y ocupan tres lugares dentro de los cuatro primeros puestos de inquietudes sociales. Inflación es el problema principal para la población según la consultora, seguido por la corrupción, el desempleo y la pobreza.

El "veranito económico" le significó a Macri pasar a una situacion de "empate técnico" frente a los Fernández, cuando hace pocos meses los operadores del mercad presionaban al mandatario para que bajara su candidatura y liberara el "plan v" para colocar en el centro de la escena y en la sucesión a la gobernadora Martìa Eugeniua Vidal.

Ahora los mercados, tras la calma creen que Juntos por el Cambio puede triunfar en los comicios, en el ballotage. Así también lo manifestaron los guarismos de las mediciones que apuntan que los "indecisos" serán los que terminen inclinando la urna.

Según el INDEC, la inflación acumuló 22,4% en seis meses, y así Argentina alcanzó casi la inflación que el Gobierno calculó para todo el año en el Presupuesto 2019, que fue de 23%. Por lo que, pese al optimismo del gobierno por la desaceleraciòn, la inflaciòn continùa siendo elevada. Sólo por nombrar un ejemplo, Ricardo Rouvier & Asociados  ubica al Frente de Todos en primer lugar con 39,6%, a la fórmula Macri-Pichetto en 35,2%; Lavagna 9%, Del Caño 4%, Espert 3,9%, Castañeira 0,3%, Otros 1,9%, Blanco/Impugnaría 2%, No sabe 4,1%. Pero, tambièn, para Luis Costa & Asociados, la fórmula FF aventaja sólo por 2,8 puntos.

 

Sin embargo, la táctica oficialista parece temblequear. Al menos lo hizo al inicio de esta semana. Es que la divisa estadounidense subió por segundo día consecutivo con fuerza y se encareció 37 centavos a 43,78 pesos, luego de que el lunes subiera 56 centavos.

Por eso, y tras la autorización del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central (BCRA) intervino en el mercado de futuros para contener la disparada fogoneada por la poca oferta y una dolarización en aumento.

Cabe recordar que el FMI autorizó al Central a realizar contratos de dólar futuro por hasta 3.600 millones de dólares desde el límite de mil millones que estaba vigente hasta el momento. Este nuevo máximo estará vigente hasta septiembre próximo.

Sin dudas, tales maniobras le dan al Gobierno una mayor capacidad de acción en la campaña para las PASO y en un contexto donde la estabilidad cambiaria como estrategia puede verse alterada cada dìa hasta el dìa de los comicios, el domingo 11 de agosto.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión