Judiciales y Policiales
Lucha contra la corrupción

Estafa con tarjetas de combustible en Educación: avanzó la causa con pedidos de informes y allanamientos

El hasta ahora único imputado se negó a declarar. En allanamientos en su casa secuestraron documentación y teléfonos. Investigan si el encargado de la estación de servicio de 44 y 31, que se suicidó, tenía relación con las maniobras. El fiscal pidió información a la Dirección General de Cultura y Educación, al Banco Provincia, a Visa y a la expendedora Axion

“No se va a escapar ninguna rata de esta trampera”. Eso dijo un vocero judicial ante la consulta de INFOCIELO sobre el estado de la causa en la que se investiga una red corrupta que transformaba combustible en dinero con tarjetas de débito Copres de la Dirección General de Cultura y Educación.

Es que trascendió que el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta, titular de la UFI N° 16 de La Plata, pidió informes a la cartera educativa bonaerense, al Banco Provincia, a Visa y a la estación de servicio Axion de 31 y 44, con el fin de analizar quienes formaban parte de la presunta asociación ilícita.

TE PUEDE INTERESAR

Walter Cejas, de 29 años, el único detenido en la investigación, continúa aprehendido y este fin de semana se negó a declarar en sede judicial.

En tanto, el fiscal investiga si el hombre de 44 años que el viernes pasado se suicidó de un disparo en las oficinas administrativas de  la estación de servicio de 31 y 44, tenía vínculo con la red corrupta.

Por supuesto a los pesquisas les llamó la atención que el encargado de la expendedora que estaba en la mira se haya quitado la vida dos días después de la detención de su empleado, Walter Cejas.

Como se recordará, la justicia platense investiga una posible estafa millonaria cometida en la Dirección General de Cultura y Educación en connivencia con una estación de servicio, en la que por el momento tiene un detenido y se analiza la participación de funcionarios del área administrativa.

La causa se inició el miércoles pasado cuando en un operativo de control vehicular de rutina en la avenida 44 y ruta 36, policías pararon al conductor de una camioneta Grand Cherokee.

El conductor de ese vehículo, Cejas, no llevaba la documentación de la camioneta y se puso nervioso. Tanto que se le cayeron 15 tarjetas de débito y una gran cantidad de dinero.

Los efectivos detectaron que Cejas llevaba tarjetas de débito Copres, que utilizan los organismos públicos para cargar combustible en vehículos oficiales, y la suma de 50.000 pesos. Luego se enteraron que el conductor del auto es empleado de la estación de servicio de 44 y 31 y que la camioneta era de su propiedad.

Para el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta se estaba en presencia de una maniobra delictiva que caratuló “malversación de caudales públicos” y pidió la detención de Cejas. Pero la jueza de Garantías, Marcela Garmendia, dictó la prisión preventiva del imputado, pero por fraude en perjuicio de la Administración Pública.

Lo que se sospecha es que Cejas recibió durante un tiempo indeterminado varias tarjetas de combustibles asignadas a vehículos oficiales de la cartera educativa de la Provincia, que el empleado de la estación de servicio transformaba el combustible en plata y se quedaba con un porcentaje de ese dinero. Eso explicaría que sea de su propiedad la Grand Cherokee.

Condomí Alcorta avanza con la investigación y tiene en la mira a funcionarios de la Dirección General de Administración de la DGCyE, del área de suministros.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión