Sociedad
ENTREVISTA FM CIELO 103.5

El pañuelo naranja se instala como el nuevo símbolo para exigir la separación de la Iglesia y el Estado

Catherine Fulop y Verónica Llinás fueron dos de las actrices que sorprendieron a la audiencia televisiva utilizando el distintivo durante un programa de entretenimiento. Quieren que el culto religioso no influya en las decisiones de los gobernantes.

Entre el pañuelo verde a favor del aborto legal y el celeste utilizado por quienes se oponen al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo se abre paso el naranja, que representa a quienes exigen la separación entre la Iglesia y el Estado.

El distintivo con la inscripción “Iglesia y Estado, asuntos separados” llamó la atención de la audiencia televisiva el fin de semana pasado, cuando Catherine Fulop y Verónica Llinás lo llevaron al programa Queremos Hablar  que se emite por Telefe.

TE PUEDE INTERESAR

Al respecto, Llinás remarcó que “la Iglesia se debe un debate interno y una modernización que no va a ser fácil ya que siempre ha estado atrás en todos los cambios culturales y con sus reacciones ha protagonizado grandes matanzas”.

“Me parece bien la fe, que la gente tenga su culto religioso, pero no que el Estado tenga que estar asociado a ninguna religión en particular”, agregó en comunicación telefónica con  “Todo no se puede”, conducido por Matías Sáez y Albino Aguirre.

El pedido de un estado laico se refuerza en el marco de la discusión por el aborto legal, ya que los sectores religiosos más conservadores se oponen de forma tajante al proyecto que se discutirá el próximo 8 de agosto en el Senado de la Nación.  

El símbolo naranja cobró relevancia en las redes sociales durante los últimos meses a través de la difusión de la Campaña Federal para la Separación Iglesia/Estado. Sin embargo, otro grupo que persigue el mismo objetivo optó por el color negro ya que durante el debate por el Matrimonio Igualitario el naranja fue usado por un sector opositor.

“Están viendo que tiene mucho consenso en la sociedad la promulgación de la ley y ahora están arremetiendo con muchísima violencia”, subrayó Llinás y se quejó: “Hay gobernantes que directamente no hacen cosas por temor a la Iglesia”.

“Distintas congregaciones muchas veces han cumplido el rol del Estado con trabajo social y me parece muy bien”, sostuvo. Sin embargo, opinó que no debe gastarse dinero en mantener iglesias y curas, “cuando hay abuelos y niños que se mueren de hambre y hospitales públicos en estados calamitosos”.

Escuchá la nota completa en www.cielofm.com

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión