Judiciales y Policiales Municipios
Cayó en Punta Lara

Ensenada: obligaba a los hijos a desnudar a la sobrina para abusarla

Un hombre de 64 años fue detenido en Ensenada acusado de someter sexualmente a la sobrina, cuando ella tenía entre 6 y 12 años

Un hombre de 64 años fue detenido en la localidad bonaerense de Ensenada acusado de abusar a la sobrina cuando ella, actualmente de 23 años, tenía entre 6 y 12 años, informaron desde la Policía.

La víctima, quien quedó con secuelas emocionales, denunció que cuando ella tenía entre 6 y 12 años e iba de visita a la casa de su tío, el hombre obligaba a sus hijos para que la desnuden y él aprovechaba para manosearla e introducir sus dedos en las partes íntimas.

TE PUEDE INTERESAR

aaa.jpg

La denuncia fue radicada en abril de 2017 y con la intervención de la UFI N° 5 del fiscal Juan Menucci y el Gabinete de Delitos contra la Integridad Sexual de la DDI La Plata se avanzó en la investigación.

Los detectives recolectaron pruebas con pericias psicológicas y reconocimientos médicos y la justicia dispuso la detención del hombre bajo la carátula de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el daño cometido en la víctima.

Los policías encontraron y demoraron al hombre en Punta Lara, en la zona de 13 y 112, a pesar de que al ver a los uniformados, intentó evadirse.

En tanto, en Quilmes condenaron ayer a un abuelastro que abusaba de su nieto discapacitado a 7 años de prisión, informaron fuentes judiciales.

Se trata de José Carlos González, un adulto mayor sentenciado a 7 años haberse aprovechado de su nieto que padece retraso madurativo, para abusar sexualmente de él en una finca ubicada en Quilmes Oeste.

El fallo lo dio a conocer el Tribunal Oral N° 2 en un debate unipersonal a cargo de Félix Roumieu.

El magistrado dio a conocer el pronunciamiento pasado el mediodía de ayer y el condenado fue notificado en la sede del Servicio Penitenciario Bonaerense, donde ya se encuentra detenido.

Un vocero judicial indicó que se valoraron los relatos brindados en la audiencia celebrada la semana última donde se remarcó que "el niño “no controla esfínteres” producto de las secuelas que le quedaron del abuso sexual padecido. Como consecuencia de los mismos, el menor se encuentra bajo tratamiento psicológico. Además, sufre trastornos en desarrollar lecto escritura, otra consecuencia de haber sido sometido por el encartado que se aprovechaba de la situación de guarda del pequeño.

Cabe hacer mención que los informes periciales, como la Cámara Gesell, fueron elementos contundentes en el juicio.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión