Política y Economía
El reclamo llegó a Kicillof

Bronca de los intendentes contra EDELAP por la seguidilla de cortes

En La Plata, Ensenada y Berisso se repiten los cortes. La Empresa dice que es por el aumento de consumo y las conexiones clandestinas. Los intendentes reclaman inversiones.

Los sucesivos cortes de energía que padecen los vecinos del Gran La Plata, especialmente los que residen en barrios populares, vuelven a poner bajo la lupa a la distribuidora EDELAP y complican a los intendentes de la región, que vuelven a presionar a la Provincia para que interceda por soluciones.

En La Plata, hubo cortes de calle y represión policial en la bajada de la Autopista el último viernes cuando los vecinos salieron a reclamar y cortaron los dos carriles. Antes habían existido reclamos en el barrio Palmeras y en tantos otros de la periferia platense.

TE PUEDE INTERESAR

LA respuesta de la empresa es que los transformadores salen de servicio por la demanda que genera la “gran cantidad de conexiones clandestinas y precarias a la red barrial”. Esto, afirmaron, “afecta la calidad de servicio que reciben los usuarios regulares provocando cortes y problemas de tensión”.

Desde la primera trinchera de atención al vecino, los intendentes se empiezan a preocupar. “Hace dos semanas que los cortes han sido una constante y no parecen encontrar forma de solucionarlos”, admitieron desde la Municipalidad de La Plata, que comanda el intendente Julio Garro.

El Jefe Comunal, que mantiene una relación tirante con la distribuidora desde que en junio de 2019 dejó a miles de vecinos de zona norte sin luz, mantuvo diálogos con funcionarios provinciales para que intervengan. Así se sumó al reclamo de otros intendentes del AMBA que efectuaron los mismos planteos respecto de EDESUR.

“Es imperioso que la empresa brinde las garantías correspondientes para garantizar el servicio y que los vecinos no sean rehenes de esta situación en un momento tan delicado como el que estamos viviendo”, advirtieron desde el entorno del mandatario platense.

En Ensenada también mastican bronca contra EDELAP, desde hace mucho tiempo. “Faltan transformadores y cable preensamblado. Ahora cuando vos ves cómo están los barrios, ves que está lleno de vecinos colgados de los cables de alumbrado que tiende la Municipalidad”, le dijo a INFOCIELO el intendente Mario Secco.

“Lo que pasa es que en los barrios falta inversión. La luz se corta o directamente explota el transformador. Esto se arregla con más plata, más tenddio y transformadores, hay que duplicar la cantidad”, agregó.

Secco puso el ejemplo de Punta Lara, un barrio de la ciudad en el que hace 50 años vivían 1.200 personas y hoy cerca de 14 mil, en el que la infraestructura eléctrica es prácticamente la misma. “No hicieron inversiones en 30 o 40 años y las poblaciones son mas grandes. No es que la gente usa más electrodomesticos, hay mas gente”, sostuvo, contrarrestando el argumento de la empresa.

Incluso la Defensoría del Pueblo de la Provincia, conducida por Guido Lorenzino, advirtió sobre la situación energética del Gran La Plata. “En una época de emergencia como la que atraviesan los vecinos de La Plata es inaceptable que Edelap no brinde un servicio acorde a las exigencias de los usuarios. La empresa tiene que garantizar una prestación de calidad y tomar todas las recaudos necesarios para que los cortes dejen de ser moneda corriente”, sostuvo Lorenzino.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión