Política y Economía
ADELANTO

Kulfas le pidió la renuncia al Secretario de Energía, Sergio Lanziani

Esta mañana se confirmó que el ministro de Desarrollo Productivo le pidió la renuncia a su secretario de Energía, Sergio Lanziani. Su reemplazante sería Darío Martínez.

El ministro de Producción, Matías Kulfas, le pidió la renuncia a su secretario de Energía, Sergio Lanziani, y su reemplazo estará a cargo del actual diputado nacional por Neuquén, Darío Martínez, un legislador que actualmente lleva a cabo la Comisión de Energía de la Cámara baja.

Al mismo tiempo, Martínez es un hombre de confianza del ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán. 

TE PUEDE INTERESAR

La segunda novedad que atañe al tema es que Energía dejará de depender de Producción y pasará a la órbita del Ministerio de Economía. En principio se barajaba la posibilidad de que volviera a tener rango ministerial pero por lo pronto eso no ocurrirá.

El problema energético será uno de los primeros a encarar por el gobierno de Alberto Fernández, que hasta el momento impulsó una política de congelamiento que obedeció al comienzo a la necesidad de estudiar la situación del sector y se continuó por la pandemia.

De hecho, el interventor de Enargás, Federico Bernal -que sonó como posible reemplazo de Lanziani- anunció en las últimas horas que los cuadros tarifarios “están siendo revisados y ya tienen los resultados para Camuzzi Gas Pampeana y para Transportadora de Gas del Sur (TGS”).

“Yo recomendé la semana pasada al Poder Ejecutivo que se declare la nulidad de la última Revisión Tarifaria Integral (RTI) y la revocación por ilegítima. Sugiero la alternativa de la renegociación, con nuevos cuadros tarifarios”, contó en una entrevista para El Cronista.

Es el segundo movimiento en las segundas líneas del Gobierno en cuestión de horas. Hay que recordar que Adriana Puiggrós, viceministra de Educación, dejó su cargo anteayer.

Puiggros mantenía diferencias con las políticas del Gobierno, especialmente en materia de evaluación docente. De hecho se opuso a la continuidad de las pruebas PISA, instaladas durante el macrismo, y las que implementa la UNESCO.

“Evaluar no es un elemento de la enseñanza, es un instrumento de control y de selección y está pensado desde una lógica empresarial. Lo que busca es reducir cantidad de alumnos, de docentes, desde una idea meritocrática”, subrayó en una entrevista al respecto.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión