QUIEREN QUE LOS DEMÁS PAGUEN MÁS

En el interior "braman": ¿Javier Milei los traicionó en subsidios al transporte?

El diario La Capital de Rosario tituló, "Otro mazazo al interior: la Nación subió los subsidios al transporte porteño y los eliminó para el resto del país"

"Para congelar el boleto del colectivo a $270 en la Ciudad de Buenos Aires el gobierno de Milei le aumentó los subsidios. En Rosario, solo para comparar con una ciudad del interior, la tarifa es de $700 y ya no recibe ayuda nacional", dice la bajada del crítico artículo del medio histórico de la ciudad de Rosario.

La situación actual refleja una creciente disparidad en la distribución de subsidios estatales, lo que está generando un clima de descontento en varias provincias. La promesa de campaña del presidente Javier Milei de eliminar los subsidios a nivel nacional resultó en una política que favorece principalmente a la Ciudad de Buenos Aires y su área metropolitana (AMBA), dejando al resto del país en una situación de desventaja.

TE PUEDE INTERESAR

Screenshot_20240520_092739_Chrome.jpg

"CARO, ROSARIO SIEMPRE ESTUVO CARO"

El reciente incremento de subsidios en Buenos Aires para congelar el precio del boleto de colectivo a $270 contrasta marcadamente con la tarifa de, por ejemplo, $700 en Rosario, quizás la ciudad más importantes del interior del país. Y no solo eso otras urbes reclaman que allí se pagan boletos de hasta 1300 pesos.

Esta situación está siendo percibida como una traición por parte de los votantes del interior que confiaron masivamente en la promesa de equidad de Milei durante su campaña. La sensación de traición por parte del presidente se agrava con la decisión de aumentar el presupuesto de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en un 270%, mientras que las demás universidades públicas del país no recibieron incremento alguno.

Este patrón de decisiones políticas está consiguiendo que aparezcan las primeras acusaciones de "discriminación" hacia el interior del país y provoca una reacción adversa en las redes sociales. Los críticos de las políticas libertarias de Milei expresan su descontento, señalando que, al igual que gobiernos anteriores, Milei está manteniendo los subsidios en Buenos Aires para mitigar el impacto sobre la inflación de mayo, mientras que no hace de igual manera con sus fieles votantes de la "Argentina profunda".

La situación económica actual se puede demarcar por un superávit fiscal con aumento en la pobreza, lo que complica aún más el panorama. El gobierno se jacta de haber logrado un equilibrio en las cuentas públicas, pero no dice que es a costa de un ajuste severo que está teniendo consecuencias lacerantes para la población. La pobreza alcanza día a día niveles alarmantes, lo que refleja las difíciles condiciones que enfrentan muchas familias, tanto en el AMBA como en el interior.

LA "TRAICIÓN" DEL SUBSIDIO ETERNO

El debate sobre cómo alcanzar un superávit fiscal sin perjudicar a los más vulnerables sigue siendo un tema de discusión entre economistas y políticos. Mentras tanto, la población del interior continúa sintiéndose marginada por políticas que parecen favorecer desproporcionadamente a la capital del país y su entorno más cercano.

La administración de Milei enfrenta el dilema de cumplir con sus promesas de campaña en materia de "equidad" en el salvaje ajuste para equilibrar las necesidades fiscales, con la actual falta de proporcionalidad en el trato justo e igualitario para todas las provincias. La confianza de los votantes del interior, que se sienten traicionados, era esencial para mantener la estabilidad política y social en un país que es testigo de demasiadas crisis económicas. ¿La casta era el interior?

TE PUEDE INTERESAR