Política y Economía
ANÁLISIS

Elecciones 2021: ¿Puede el FDT lograr mayoría en el Senado?

El control del Senado es el objetivo del Frente de Todos para las elecciones de este año. ¿Qué le hace falta para conseguirlo?

Las elecciones legislativas de este año serán cruciales para la administración de Axel Kicillof, que apostará fuerte a recuperar bancas en el Senado, donde Juntos por el Cambio logró consolidar su mayoría en las últimas dos elecciones al punto que hoy, hoy, con 26 legisladores, suele torcerle la muñeca al Gobierno en cada negociación.

Se trata de un escenario opuesto al que presenta la Cámara de Diputados, donde cuenta con 44 espadas más tres aliados, contra los 43 que logran los dos bloques que agrupan a legisladores del PRO, la UCR y la Coalición Cívica con sus variantes.

TE PUEDE INTERESAR

En los hechos esto significó que Juntos por el Cambio pudiera imponer cambios en la Ley Impositiva de 2020 y en el presupuesto 2021, además de aprobar los pliegos de 41 funcionarios judiciales que había propuesto María Eugenia Vidal o incluso de blindar al procurador Julio Conte Grand, el jefe de todos los fiscales bonaerenses, hombre de extrema confianza de la exgobernadora, y que sólo puede ser removido de su cargo desde el Senado.

¿Se puede dar vuelta la cosa? En este turno, Juntos por el Cambio pone en juego 16 de las 26 bancas que posee, mientras que el Frente de Todos arriesga 7 sobre un total de 20. El oficialismo necesita “recuperar” al menos tres para lograr un escenario de 23 a 23, donde Verónica Magario, vicegobernadora, desempataría una votación reñida.

No es arriesgado señalar que, si repite o al menos se acerca a los resultados de la elección de 2019, la misión de destrabar la Cámara alta de la Legislatura bonaerense quedará al alcance de la mano.

En el Frente de Todos le prenden velas a las vacunas contra el coronavirus y al control que Martín Guzmán logre de la inflación. “Venimos de cinco años de pandemia”, dicen en el oficialismo, donde no ocultan la esperanza de que “la vacuna avance y logremos corregir las cosas que están mal en materia económica: no puede costar 800 pesos un kilo de asado”.

Kicillof Alberto y Cristina.jpg
El Frente de Todos y la necesidad de repetir el resultado de las elecciones de 2019 para controlar el Senado bonaerense

El Frente de Todos y la necesidad de repetir el resultado de las elecciones de 2019 para controlar el Senado bonaerense

Este es el análisis, sección por sección

En la primera sección, que involucra la zona norte del Conurbano bonaerense, Juntos por el Cambio dio en 2017 un verdadero batacazo al quedarse con 5 de los 8 escaños en juego, tras haber obtenido el 41,4 por ciento de los votos, contra el 36 por ciento que logró la Unidad Ciudadana que encabezaba Cristina Kirchner y que le permitió al hoy oficialismo contar con tres bancas.

En esa elección no se había consolidado la unidad del peronismo bajo el paraguas del Frente de Todos. El Frente Renovador de Sergio Massa se alzó en ese turno con el 12 por ciento de los votos y el Frente Justicialista de Florencio Randazzo obtuvo el 4.7. Se puede especular con que, de haber competido unido, el espacio habría superado el 50 por ciento de los sufragios.

La buena noticia para el Frente de Todos es dos años después de aquella elección, y con la unidad cocinada, consolidó esa especulación aritmética y logró revertir el escenario: la seccional terminó 52 a 37 para el oficialismo, que se llevó 9 de las 15 bancas disponibles para la Cámara de Diputados.

Distinto fue el cuadro en las secciones del interior bonaerense. En la cuarta -la del noroeste-, la quinta -la atlántica- y la séptima -del centro de la Provincia-, Cambiemos arrasó en 2017 y se impuso en 2019, aunque por un margen mucho mejor. Veámoslo en detalle.

En la cuarta sección, Juntos por el Cambio hizo una elección fenomenal: cosechó más de la mitad de los votos y se llevó cinco de las siete bancas en juego. Unidad Ciudadana quedó muy lejos: 25 por ciento; contra 12 de los renovadores y 9 del randazzismo. Dos años más tarde, el FDT emparejó, y estuvo a apenas 2 puntos de quedarse con la elección.

En la quinta sección, la victoria de Cambiemos fue todavía más arrasadora: 52 por ciento contra el 43 que hubieran logrado unidas todas las variantes del peronismo. A pesar del amplio margen, el reparto fue equilibrado: 3 senadores para un lado, 2 para el otro. Dos años más tarde, el FDT emparejó pero volvió a perder: 48 a 43.

Finalmente, en la séptima sección, que convoca a ocho municipios del centro bonaerense, Cambiemos se llevó las tres bancas en juego en 2017. ¿Cómo hizo? Obtuvo más de la mitad de los votos y logró que ninguna otra fuerza política alcanzara el “piso” de 33 por ciento de los sufragios. En 2019, con Alberto Fernández al tope de la boleta, perdió 50 a 42, pero empató en bancas con Juntos por el Cambio.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión