Política y Economía La Plata
ENTREVISTA

La Plata: preparan un espacio vecinalista "antigrieta"

De cara a las elecciones 2021, un grupo de vecinos de La Plata prepara el lanzamiento de un partido político por fuera de las estructuras tradicionales.

Bajo la premisa de que la polarización no se lleve puestas las soluciones que demandan los ciudadanos, un grupo de vecinos de La Plata organiza a contrarreloj un partido vecinalista con la aspiración de ser una alternativa “antigrieta” en las elecciones 2021.

El espacio se llama Ser Platense, recoge las experiencias del vecinalismo a lo largo y a lo ancho de la Provincia, tiene como referente al abogado Facundo Zaldúa y ya agrupa a unas 50 personas que se reúnen periódicamente -ahora de manera remota, mediante plataformas como zoom- para debatir problemas y soluciones para la ciudad.

TE PUEDE INTERESAR

“La idea de formar un espacio vecinal lleva un par de años embrionariamente. Este año con la cuarentena nos organizamos formalmente”, le contó a INFOCIELO Zaldúa, que cuenta los días para que vuelva a funcionar la Junta Electoral de la provincia y poder iniciar formalmente el proceso de inscripción del partido. El apuro está justificado: el gobierno no prevé modificar, por el momento, el calendario electoral para 2021 y Ser Platense quiere ser una opción en la renovación de bancas dentro del Concejo Deliberante de La Plata.

“Hace casi 10 años que empecé a asesorar a gente que quiere armar espacios vecinales. En el caso de Ser Platense, venimos de todas las ideologías, críticos de la política y hasta apolíticos. La lógica que se da es interesante porque estamos en un plan de igualdad. No hay verticalismo”, explicó, a la hora de caracterizar la propuesta.

En una misma mesa de debate confluye un “pibe de 18, el estudiante de 22, el kiosquero que nunca participó en política pero está harto de los problemas, el otro que no le llega la cloaca. Todos somos iguales, aunque alguno tenga más experiencia. ¿En qué somos iguales? En el debate de ideas sobre lo que pasa en la ciudad, en el barrio”.

Es una de las ventajas de las propuestas del vecinalismo: las estructuras son nuevas y los mandos verticales no existen. Tampoco las atraviesan los grandes debates ideológicos, aunque se dan. El contexto de grieta, encierro y la hiperconectividad conforman un escenario favorable: “Hay mucha gente que tal vez antes no se animaba a participar, a ir a una unidad básica o a un comité, y de esta manera se engancha”.

WhatsApp Image 2020-10-28 at 15.05.45.jpeg
Facundo Zaldúa, la cara del nuevo espacio que se arma en La Plata

Facundo Zaldúa, la cara del nuevo espacio que se arma en La Plata

¿Cómo ves las experiencias del vecinalismo hay en la provincia?

Hubo experiencias históricas en Tigre, San Isidro, en Vicente López. Hoy en Tres Arroyos hay una muy exitosa, con muchos años en el Gobierno. Acción por Villarino, con Carlos Bevilacqua, lleva dos mandatos. En su momento Carmen de Areco, Acción marplatense en Mar del Plata. Son experiencias novedosas, lindas, porque permiten una renovación de dirigentes, que otra gente que no estaba en la política se anime a ofrecer lo que sabe hacer.

¿Hay vinculo entre las primaveras vecinalistas y el hartazgo con la política tradicional?

Creo que sí. Hay una realidad social, a medida que aumenta el descontento a los partidos tradicionales, a medida que se agranda la distancia de las discusiones de los políticos y los problemas de la gente. Ahí surgen espacios donde se habla de los problemas cotidianos. El vecinalismo tiene esa ventaja, porque por naturaleza es localista, es el tipo de la esquina de tu casa, el empleado de la empresa de telefonía. Esos son los que participan. Cuando surgió Acción por Villarino creo que había dos que venían de la política, el resto eran comerciantes, médicos, un corredor de autos. Hoy son funcionarios y hacen una tarea espectacular como funcionarios.

¿Cómo se hace para sobrevivir a las tensiones a las que someten al vecinalismo los partidos nacionales?

Hay una realidad jurídica: el vecinalismo está fuera del sistema de financiamiento de partidos políticos, nacional y provincial. Y se miden con frentes electorales que pueden tener hasta cinco boletas distintas en una primaria. Cuando tenés cierto volumen territorial o representación, la política es construcción de poder para llegar a espacios de poder y hay que tomar decisiones pragmáticas. ¿Cómo hago con estos poderosos enfrente para llegar? A veces es la adhesión de la boleta, y se terminan desdibujando, terminan absorbidos por la estructura. Otros se las bancan solos, con un esfuerzo tremendo. A veces sale bien y a veces mal.

Esa tensión entre David y Goliat permanente, sin una reforma política de fondo, donde o se les de financiamiento -como, por otra parte, la Constitución dice que tiene que ser-, o se modifica el sistema, con boleta única en papel -que sería mas justo a nivel electoral-, en esos casos el vecinalismo va a florecer más.

¿Cuáles son los temas más preponderantes hoy en la agenda de los vecinos de La Plata?

El principal y el que menos se discute es la red sanitaria municipal, hoy formada por CAPS. En una época las salitas de La Plata tenían un rol importante y a medida que pasan los años la mayor parte de las personas se atienden en hospitales y clínicas. Pero tenemos 48 CAPS y están muy deteriorados: no tienen el equipamiento básico, los médicos tienen salarios muy bajos, por debajo de los de los hospitales, muchas veces no tienen gasas, no están informatizados, se caen a pedazos las paredes. Implementar una red, con 20 nuevos CAPS equipados, podría modificar la atención sanitaria, que el 80 por ciento de las atenciones se podrían derivar a las salitas.

Otro tema tiene que ver con movilidad y transito. Soy nacido y criado en la Plata, y creo que en los últimos 50 años seguimos teniendo los mismos problemas de tránsito, de congestión, de movilidad. Además hay una agenda ecológica contaminación, falta de movilidad sustentable, falta de recorridos para estudiantes. La geografía de la ciudad te permite dinamizar el transporte, mejorarlo, hacerlo más sustentable.

Una de las cosas que vamos a proponer es alentar corredores ecosustentables, como lo que se intento hacer con las ciclovías. Alentar circuitos, dinamizar zonas, desde Avenida 38 hasta plaza San Martín, la zona de las facultades, con corredores seguros, con conexión con medios de transporte más sustentables, como la conversión de algunos micros a eléctricos.

El tercer tema es la delincuencia. Si bien en La Plata hay cámaras, monitoreo y policía, entendemos que no son funcionales. Se podrían mejorar mucho y cambiar la lógica de la prevención. Entendemos también que hay problemas de fondo, estructurales, pero las cámaras son una herramienta para la prevención y de disuasión. Pero el COM está colapsado y las cámaras sirven para que los medios muestren como le roban a alguien.

Proponemos reconvertir los COM, dividirlos por zonas, por barrios, con cuadrículas, con menos gente y más tecnología, como las lectoras de patente, reconocimiento facial.

¿Cuál es la posición sobre los conflictos por techo y tierra?

Hay dos personas afectadas. La que no tiene acceso a la vivienda y que la necesita, y la damnificada, porque es propietario privado. Todos se sacan el saco y tiran la pelota a la Provincia o a la Nación. Hay ciudades como La Plata que en los últimos 15 años crecieron muchísimo. Hoy en día muchos municipios están creando bancos de tierras municipales. Conozco experiencias que por ahora funcionan bien: se buscan terrenos fiscales ociosos, se hacen las parcelas, se llevan servicios públicos básicos, luego se hacen censos y sorteos. Avalar una toma es avalar un delito, pero eso no deja de ser la consecuencia de algo que pasa en ciudades grandes como la nuestra y situaciones de emergencia. El municipio quizás en colaboración con la Provincia y la Nación, podría ayudar para solucionarlo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión