Política y Economía
En San Cayetano

Los “curas villeros” del Papa Francisco se reunieron con Alberto Fernández

El candidato presidencial del Frente de Todos estuvo reunido con Gustavo Carrara y el Padre Pepe Di Paola, los máximos referentes de este grupo, que hace unos meses se amplió al Gran Buenos Aires.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió hoy con una comitiva del grupo de Curas Villeros que tienen sus parroquias en zonas vulnerables del Conurbano y de Capital Federal. Se trata de sacerdotes que tiene buenos vínculos con los intendentes peronistas y recibieron un fuerte espaldarazo del Papa Francisco para profundizar su tarea.

Fernández conversó esta mañana con José María "Pepe" Di Paola, del barrio La Cárcova, San Martín; Nicolás “Tano” Angelotti, del barrio Puerta de Hierro, de La Matanza; Lorenzo "Toto" de Vedia, de la Villa 21-24 de Barracas; y obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario para la Pastoral de Villas porteñas, monseñor Gustavo Carrara.

TE PUEDE INTERESAR

La charla tuvo lugar en el mítico templo de San Cayetano, de Liniers, una señal en sí misma. “No debemos perder el foco: nuestra prioridad es una Argentina sin hambre”, advirtió Fernández, según un comunicado emitido por su equipo de campaña.

“Vine a la parroquia San Cayetano de Liniers a escuchar al padre Pepe y a los curas villeros, que hacen un trabajo muy importante en los barrios más vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano”, contó Fernández.

Como había informado INFOCIELO, a fines de mayo, el histórico "Equipo de Sacerdotes Villeros" tuvo el aval del Papa para ampliarse, por primera vez en cincuenta años, hacía el Gran Buenos Aires. El Padre Pepe fue uno de los abanderados al pasar de territorio porteño a la emblemática villa de la Comuna manejada por Gabriel Katopodis.

Es más, este grupo pasó a llamarse “Equipo de Sacerdotes para las Villas de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires”. Además se desplegaron en San Isidro (La Cava), Moreno (Villa Trujui), Lomas de Zamora (Barrio Don Orione) y Quilmes (Villa Itatí).

Carrara, por su parte, fue el primer cura villero en ser nombrado obispo, lo que sucedió por decisión de Bergoglio, a cargo de esas decisiones (en todo el mundo, no sólo en Argentina).

Este encuentro es una nueva señal que da la Iglesia de posicionamiento en el escenario político actual. Todavía repica el reto que, en primera persona, le dio propino el arzobispo de Salta, Mario Cargnello, a Mauricio Macri.

"Mauricio, has hablado de pobreza, llévate el rostro de los pobres, que son argentinos, dignos, respetuosos y merecen que nos pongamos de rodillas delante de ellos.  Cuando empezó usted (su mandato) dijo que iba a luchar por la pobreza cero. ¿Qué puede decir Salta ahora? Le da los rostros de la pobreza", fueron las palabras del monseñor.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión