Tendencias
HIT GLOBAL

"El juego del calamar": la nueva serie coreana que es furor en Netflix

"El juego del calamar" se volvió un éxito mundial desde su estreno. Te contamos de qué se trata y cuáles son los condimentos que la vuelven tan atrapante.

"El juego del calamar" es la nueva serie de Netflix, de origen coreano, que está a punto de convertirse en la serie extranjera más vista de la plataforma. Pero ¿Qué tiene de especial este contenido que ha deslumbrado a miles y sigue cosechando fanáticos en el mundo?

La sinopsis dice: “cientos de jugadores cortos de dinero aceptan una extraña invitación a competir en juegos infantiles. Adentro les aguardan un premio irresistible... y un riesgo mortal.” Se estrenó el pasado 17 de septiembre en Netflix y muy rápidamente se transformó en lo más visto del momento.

TE PUEDE INTERESAR

Incluso si todavía no viste la serie, seguramente te has encontrado con numerosos memes en redes sociales. Fix Patrol informó que "Squid Game" es la número uno en menciones de Twitter y la cuatro en las de Instagram.

El juego del calamar (EN ESPAÑOL) | Tráiler oficial | Netflix

¿De qué se trata "El juego del Calamar"?

La serie tardó diez años en terminar de escribirse y aborda temáticas que resultan interesantes y atrapantes, como la adicción al juego, la ambición, la debilidad por el dinero y las relaciones familiares/vinculares en medio de una dependencia absoluta y deudas millonarias.

En esa atmósfera de tópicos, un grupo de personas que tiene deudas económicas imposibles de saldar, recibe una misteriosa invitación para participar de una competencia. Diversos juegos infantiles, que se vuelven siniestros y fatales, van a converger dentro de un predio misterioso donde esta gente que no tiene nada que perder busca llevarse el premio mayor de 37 millones de dólares (45 millones de wones).

1632244091411-portada 111111.jpg
"El juego del calamar", el nuevo éxito de Netflix

"El juego del calamar", el nuevo éxito de Netflix

Pero lo que no saben estas personas al ingresar al sistema, que se encuentra en medio de una isla, es que quienes pierdan los juegos, serán asesinados inmediatamente. Lo que se ve por momento es, literalmente, una guerra.

Al mismo tiempo, los participantes son monitoreados por una persona misteriosa detrás de una gran pantalla, que es quien decide quién sigue en el juego y quién muere. Y en ese mecanismo de control se nos puede venir a la mente el famoso panóptico de Foucault, basado en un sistema de control que es capaz de imponer conductas al conjunto de la población a partir de la idea de que estamos siendo vigilados.

Lo que sienten esas personas nos resulta escalofriante y triste a quienes nos sentamos frente a la pantalla, porque de alguna u otra forma el sistema en el que vivimos nos tiene atrapados a todos sin excepción, con mayor o menor padecimiento, y lo que vemos en estas personas es agobio y desesperación.

f608x342-15867_45590_15.jpg
"El juego del calamar", el nuevo éxito de Netflix

"El juego del calamar", el nuevo éxito de Netflix

No tienen escapatoria: entraron en un espiral de juego, deudas y préstamos que parece no tener fin y, claro está, se lleva todo puesto, incluso la propia familia. Un verdadero infierno.

En ese contexto de angustia y bajos índices de esperanza los seres humanos pueden hacer lo que sea: robar, matar o competir en un juego y arriesgar sus propias vidas. Y si queda alguna duda, la serie lo muestra a la perfección.

184918_1149645.jpg
"El juego del calamar", el nuevo éxito de Netflix

"El juego del calamar", el nuevo éxito de Netflix

Al mismo tiempo, puede establecerse un paralelismo con los gobiernos que agobian a las sociedades con impuestos, deudas y burocracias insoportables que no hacen más que empeorar la situación, difícil de por sí, de quienes trabajan y luchan por llegar a fin de mes en las distintas partes del mundo.

La serie remite en su esquema a lo que sucedía en Los juegos del hambre, que a pesar de situarse en otro contexto, guarda la similitud de la opción de “jugar un juego” (y ganarlo).

Hwang Dong-hyuk es el creador, que imaginó este mix entre el terror y los juegos infantiles diez años atrás: “La combinación de ambos podría convertirse en una ironía muy sorprendente”, dijo en una entrevista en plena promoción de la serie.

Está claro que la serie de Hwang ha llegado para impactar a la cultura popular y muy probablemente seamos testigos de su explotación en los años siguientes.

Por el momento, "El juego del calamar" cuenta con una temporada de 9 episodios, pero esperamos pronto el anuncio de una segunda entrega, que por el éxito descomunal que viene teniendo, seguro sea un hecho inminente.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión