Sociedad
EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL

Sólo 2 de cada 10 adolescentes tuvieron Educación Sexual

Solo el 2% de las y los adolescentes en Argentina dijeron que reciben Educación Sexual Integral (ESI) en las distintas materias de la escuela.

El informe "Voces, perspectivas y recomendaciones para una Educación Sexual Integral, efectiva y no adultocéntrica" elaborado por #EsConESI, se presentó hoy a través de una transmisión en vivo en YouTube y reveló importantes datos sobre las necesidades, intereses y demandas que tienen los jóvenes en Argentina sobre la ESI y la prevención de la violencia de género.

A 15 años de haberse sancionado la ley 26.150, el equipo de #EsConESI se contactó a casi 400 adolescentes y jóvenes de todo el país para identificar sus diferentes posiciones con respecto a la implementación y el acceso a la Educación Sexual Integral. El informe fue realizado desde una perspectiva no adultocéntrica, centrándose en las representaciones y percepciones que tienen los y las jóvenes encuestados, provee de estadísticas y recomendaciones de jóvenes para mejorar las políticas públicas vinculadas a estos temas.

TE PUEDE INTERESAR

Principales resultados de la investigación

  • Solo el 2,02% afirmó haber tenido Educación Sexual Integral en todas las materias.

  • El 60,71% afirma que si bien cree que tiene conocimientos, no los aprendió en la escuela

  • El 82,2% no refiere conocer une referente escolar con quien consultar y en quien confiar para acudir frente a situaciones de violencia de género.

  • El 50,63% afirmó que pudo identificar situaciones de violencia en su grupo de amigues a partir de recibir ESI.

  • El 56,42% afirmó que la falta o la falla de la implementación de la ESI se debe a la poca o nula capacitación docente

  • Lo transendental del informe recae en que trabaja la ESI de abajo hacia arriba, pensando en qué tienen los y las jóvenes para aportar a a la discusión, los considera "actor social, político y educativo fundamental, y les destinataries del derecho a la ESI", según se detalla.

    En su texto destaca que "la defensa de la ESI y el pedido por una real implementación es una bandera desde hace años por parte de los movimientos estudiantiles, quienes señalan la importancia de la ESI para gozar de una sexualidad placentera, con información, perspectiva de derechos, e igualdad de oportunidades entre los géneros".

    A partir de los resultados se afirma que una efectiva implementación de la ESI "es urgente, y requiere de un abordaje realmente integral que contemple las realidades y necesidades de adolescentes y jóvenes".

    Presentación

    De la presentación participaron autoridades de Iniciativa Spotlight, una alianza entre la Unión Europea y la ONU para eliminar la violencia de género; Nayla Procopio, una de las investigadoras y autoras del instrumento; y representantes de la Mesa de Jóvenes de #EsConESI.

    Roberto Valent, Coordinador Residente de la ONU en la Argentina, destacó en la presentación la articulación entre las distintas entidades: “La ESI es una herramienta clave para prevenir y erradicar la violencia de género, y en este marco, es fundamental que participen las y los jóvenes. En este sentido, quiero destacar que uno de los objetivos de la campaña #EsConESI es visibilizar de manera virtual estos temas a partir de un trabajo en conjunto entre organismos públicos y jóvenes”.

    “Estamos atravesando un cambio cultural muy grande, donde por tratarse de leyes contraculturales, como la ESI, existen presiones contra los cambios del statu quo”, señaló Mariana Isasi, Oficial de Enlace del Fondo de Población de las Naciones Unidas en Argentina.

    “Si bien, con la ley no es suficiente, nos aporta un marco para comenzar a delinear los trabajos en torno a ello. Es importante destacar el reclamo de los propios jóvenes por una educación sexual integral, sin violencias; y es importante como adultos que nos cuestionemos lo aprendido y reconocer aquello que no sabemos”, concluyó.

    “Los jóvenes son quienes reciben la ESI, por lo que el relevamiento nos permite pensar distintas líneas de acción para mejorar su implementación. En ese sentido pudimos constatar que se realiza de forma parcial, con abordajes acotados o superficial”, sostuvo la coordinadora Nayla Procopio.

    “El 60% de los jóvenes indicaron tener conocimientos por fuera de las escuelas, lo que nos llevó a preguntarnos de dónde consiguen dicha información el 40% restante, a lo que la respuesta es internet. Sin embargo no todos los jóvenes en la Argentina tienen acceso a internet” continuó.

    No es lo mismo si la ESI se implementa o no, ya que nos abre los ojos sobre los tipos de casos de violencia de género, y para que se propongan herramientas de salida para las personas víctima de violencia, así como contar con un referente adulto a quien consultar y recibir apoyo”, enfatizó.

    ¿Te gustó la nota?
    Dejanos tu Opinión